Talento, Libros y Debate

Antes de contaros de qué va esta entrada, me ha parecido oportuno daros una breve explicación: si habéis leído el apartado «Sobre mí» del blog, sabréis que estoy estudiando Filología Hispánica. Como muchos des los que andan por la blogsfera, imagino. Lo que ocurre es que yo tengo dos horas de viaje diarias hasta llegar a mi universidad, por lo que suelo llevarme libros. Él otro día tuve una «conversación» civilizada (o no tanto) con una compañera, y antes, recordándolo no he podido evitar escribir lo siguiente para desahogarme. Se me ha ocurrido publicarlo en el blog y que todo el mundo de su opinión al respecto, ya que creo que es un tema que nos incumbe a todos:



Me gusta empezar archivos nuevos, un documento en blanco y observar cómo las líneas que escribo van llenando el folio… me gusta escribir pero no tengo talento (u.u). Y aquí es donde empezamos con el primer dilema ¿qué es el talento? Nunca he mirado la definición en un diccionario, pera para mí el talento es… muchas cosas. El conjunto de esas tantas cosas. El talento a la hora de escribir creo que es difícil de definir. Para algunos es saber contar las cosas de una manera rebuscada y que se note que tienes conocimiento de la lengua; para otras en cambio es saber contar algo de forma sencilla (o no) que te atrape, te conmueva o te provoque algún sentimiento. 

¿Entre estos dos grupos quién tiene razón y quién no? Yo tengo mi propia opinión y lo veo tan claro como el agua, pero tal vez los demás no estén de acuerdo conmigo ;) Antes de seguir, tengo que aclarar que me gusta leer mucho y de todo. No soy la clase de persona que dice: «A mí no me gusta el género negro», «Los libros juveniles son basura», etc. Dudo mucho que un libro sea su género. Si lees uno, dos, tres, ¡cincuenta! libros de novela negra, por ejemplo, puede que no te guste ninguno, pero si sigues, tal vez solo leyendo uno más, o tal vez treinta, probablemente te encuentres con uno que te haga pensar: «Ha merecido la pena», porque después de todo, tras un género, hay un libro y tras un libro hay un autor. No todos los autores son buenos ni todos son malos, al igual que un autor que haya escrito ochenta novelas no tiene por qué tener ochenta obras maestras, puede que solo tenga una, o diez…

Me estoy enrollando, ¿verdad? Os preguntaréis, ¿a dónde quiere llegar esta tía? Pues lo que estoy tratando de decir es que lo importante de un libro no es su género, ni  lo que cuenta, ni cómo lo cuenta, ni las críticas que haya recibido o que recibirá, ni las opiniones que dé la gente de él, ¿entonces, qué es? Pues, sencillamente, lo que tú creas que es. 

La gente ve el mundo de maneras muy distintas, «para gustos están los colores», dicen. Una persona mira a otra y piensa: «¡Qué guapo!» o «Me gustan sus ojos» pero la de al lado pude estar pensando todo lo contrario, porque no todos vemos el mundo de la misma manera y no a todos nos gustan las mismas cosas. ¿Entonces quién tiene derecho de juzgar si un libro es bueno o es malo?

Antes de que nadie empiece a decir nada y a soltar barbaridades, sí, lo sé. Hay ciertas pautas para criticar un libro y su contenido, para eso existen los críticos ¿no? Pero ¿quiere esto decir que ese libro, el que todos esos críticos afamados denominan «obra maestra» lo comprará una persona y luego otra y otra más al pasar frente a una librería y le gustará? ¿Se sentirá conmovida por lo que cuenta? ¿Identificada tal vez? ¿Le aburrirá?

Una cosa de la que me di cuenta cuando cursaba primer año de Filología Hispánica es que a muchos lectores no les importa que el libro en cuestión sea un bodrio, que sea imposible de entender y no haya por dónde pillarlo. Nada de eso importa siempre y cuando esté escrito de forma intachable, con unas oraciones complejas y trabajadas. Y sí, eso tiene mérito… en cierta medida.

A mí personalmente no me sirve de nada un libro cuya historia sea fantástica y esté escrito de forma horrorosa, ya que no lo disfruto. Pero igualmente, tampoco disfruto un libro que esté escrito correctamente y de forma espléndida si no me llega.

Entonces ¿qué es el talento en lo referente a la escritura? Yo no lo sé, y de verdad, me gustaría que alguien me lo dijese…


Tal vez penséis que estoy exagerando, pero es que, cuando te pasas todos los días escuchando a tus profesores decir que si X libro es una mierda, que si la literatura de hoy en día no es literatura ni es nada, y luego te das cuenta de que muchos de tus compañeros piensan igual... acaba cansando. En serio.

6 comentarios

  1. No sé... personalmente no estoy de acuerdo contigo xD Pienso igual que tú que para gustos están los colores y que cada persona puede tener un gusto o una opinión diferente a otras personas y por eso un libro o un género que a alguno le parezca malo, a otro le puede parecer bueno. Pero hasta un límite. Hay ciertas cosas que no es que te puedan gustar o no: es que están mal hechas. Si una novela tiene mil incoherencias en la trama puede gustarte o no en conjunto, pero es mala: está mal hecha. Del mismo modo que si ves una película de alienígenas actual y ves los platillos hechos de cartón. Te gustará o no, pero es mala.

    En cuanto a lo del talento... yo soy de las que piensan que aunque una persona tenga más o menos facilidades, todas pueden llegar a escribir si leen y escriben mucho. Eso de no tengo talento es, a mi modo de ver- sin ánimo de ofender lo más mínimo- una excusa para no hacerlo.
    me ha encantado tu post ;)
    Beeeeesos

    ResponderEliminar
  2. @poy: Dices no estar de acuerdo conmigo pero eso también lo he dicho yo :D En el post he dicho que si un libro tiene una historia fantástica pero está mal escrito yo no lo disfruto, pero que del mismo modo tampoco disfruto con un libro que está escrito de manera espectacular y la historia no haya por donde pillarla.
    Siguiendo tu analogía con las películas: si una tiene una historia fantástica y pésimos efectos especiales... pues probablemente no la disfrute, pero tampoco disfrutaré de aquellas que sean una sucesión continua de efectos sensacionales y la historia no valga un duro...

    Con lo del talento no lo decía como escusa ;) es más, yo escribo muchísimas historias y me encanta dárselas a mis amigos para que me digan lo que opinan. Pero eso no quiere decir que yo tenga talento. Me gusta escribir, disfruto haciéndolo y no pienso parar, pero el talento hay que conseguirlo a base de esfuerzo y a mí todavía me queda muuuuuuuuuucho hasta conseguirlo ^.^

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola Sandy!! Me ha encantado esta entrada. Yo me quedo con tu segunda definición de talento en la escritura: yo creo que saber contar una historia, es hacerlo de una manera aparentemente sencilla, pero lo suficientemente elaborada en su estructura interna para que sea correcta la forma de narrar y agradable de leer. Lo que quieres es llegar al mayor número posible de personas, no que te lean tres eruditos que se creen con el poder de señalar que está bien y que no. Además está claro que es necesario contar con una historia interesante y bien hilada, y que no chirrie nada dentro de ella; así como tener unos personajes potentes y bien definidos. Y sobre todo enganchar.

    Creo que hay muchas novelas muy buenas actualmente y las seguirá habiendo, y me fastidia mucho la gente que desprecia uno u otro género, o la literatura contemporánea por el simple hecho de no estar llena de figuras literarias infumables. Yo no desprecio ningún género, creo que como bien dices, depende de la novela y del autor que la escriba.

    Y respecto a que no tienes talento, eso no es verdad. El simple hecho de ponerte ante un papel en blanco y escribir, dice mucho de tu capacidad para hacerlo. Otra cosa es pulir, pero para eso siempre hay tiempo. Muchos besos

    ResponderEliminar
  4. siempre he pensado que el talento se lo gana uno a base de esfuerzo.

    Por otro lado, el hecho de que la historia sea aparentemente sencilla y fácil de leer no implica necesariamente que no haya un montón de complejidad de fondo. De hecho, es mucho más difícil hacer una historia buena que parezca sencilla que una historia buena con un lenguaje rebuscado y enrevesado, difícil de entender. Estamos en el siglo XXI. El lenguaje rebuscado pasó de moda en el XIX, puedes y DEBES utilizarlo si es tu estilo personal, porque te gusta... Eso lo respeto y admiro, pero que lo utilices porque quieres que tu obra sea para intelectuales o para que sólo lo puedan leer unos pocos... por ahí no paso.

    Y los géneros... todos merecen la pena, el que diga lo contrario es un elitista.

    ResponderEliminar
  5. OLeee! como me he sentido identificada!! proque hice un semestre de filologia y luego me pasé de carrera, pero asi hablaba mi profesor de literatura. que la literatura de ahra es muy mierda, y que nada vale la pena. Personalmente me gustan los libros que me hagan creer que todo esta pasando frente a mis ojos, como una pelicula. NO importa si es un libro clasico, juvenil o lo que sea. Tambien valoro que sean personajes realistas. ;;)

    besos!

    ResponderEliminar
  6. Sandy: Lo que comentas lo había pillado al revés xDD Al decir eso de que nadie tiene derecho a juzgar un libro y que una persona puede ver a otra guapa y otra no y tal no lo pillé xDD
    En fin, entonces me callo xDD
    BEeeeesos

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥