Actualizaicón: Iniciativa Relaciones Blogueras

¡Buenos días! ♥

El año ya casi acaba y creo que ya va siendo hora de aportar un poco de luz a este asunto. La campaña Relaciones Blogueras lleva inactiva desde... vacaciones de verano si no me equivoco. Algunos os habéis apuntado después y otros antes, y muchos me habéis pedido novedades sobre el tema.

De momento no tengo muy claro lo que haré, pero tengo claro que solo hay dos opciones por el momento:

1. Cerrarla de forma indefinida.

2. Re-abrirla en enero, solo que me excluiría de participar. 


¿Por qué razón dejaría de participar yo?

Es muy sencilla, y es también en parte la razón de que la cerrase en un principio: creé la iniciativa con el fin de conocer blogs nuevos, tanto grandes como pequeños. De conocerlos no solo de pasada, sino de conocer también a sus administradores. De poco o nada sirve añadir blogs nuevos que a la larga dejaré de leer y cuyos administradores no sabré quiénes son siquiera.

Admitamos que hoy por hoy somos muchos y cada vez más, la blogsfera está llena de pequeños blogs que intentan hacerse un hueco, algunos son mejores y otros peores (todo muy subjetivo, la verdad sea dicha), pero también esto pasa entre los blogs "grandes" entre los más viejitos. A algunos os gustará más leer unos blogs que otros, y estoy segura de que desconocéis muchos otros blogs que podrían gustaros.

La iniciativa fomentaba, o pretendía fomentar, eso mismo: conocernos como algo más que ese blog que empecé a seguir por un sorteo que no gané y que jamás volví a visitar o como ese otro blog que me gustó pero que dejé de leer hace tiempo porque perdí el interés.

Lo sé por experiencia propia: los blogs que más visitamos son aquellos que más nos agradan, sí, pero también aquellos cuyos administradores nos gustan. El feedback entre blogueros en fundamental, leer y que te lean; saber que la persona a la que lees tiene gustos similares a ti, o no los tiene pero te gusta cómo se explica, cómo razona; o sencillamente lee libros diferentes que acaban directamente en tu wishlist.

¿Entonces cuál es el problema?

 Me he encontrado con todo tipo de administradores en el camino, y hay blogs que he conocido con la iniciativa que sigo visitando (aunque últimamente no comento a nadie, porque he estado de lo más ida de la blogsfera XD) y me alegro de haberme encontrado con ellos.

El problema radica en que la gente no sabe seguir las normas. La única norma que había era comentar un mínimo de veces en el blog afiliado durante la semana, leer lo que publicaba y hacer un comentario. Tan sencillo como eso.

Desconozco la opinión de los demás, porque nadie me ha dado una crítica negativa sobre su afiliado (aunque mucho me temo que es más por educación que por otra cosa), pero yo también he participado y sé cuál ha sido mi experiencia. Se notaba cuándo un bloggero se había apuntado con el fin de conocer otros blogs, en cuyo caso participaba como es debido, y cuándo se había apuntado con la única intención de que la gente se pasara por sus blogs (y en este caso ni contestaban a mis emails la mayoría de las veces ni se dignaban a poner un solo comentario).

¿Cuál era la solución?

Me planteé muy seriamente echar a los participantes que no cumpliesen con lo establecido, pero la verdad es que eso me parecía muy tiránico, no sé si me entendéis, y tampoco creé la iniciativa para ser la niñera de nadie ni para obligar a la gente a poner comentarios en otros blogs. Apuntarse no era obligatorio, y si lo hacían se suponía que era porque estaban interesados.

Organizar cada ronda me suponía mucho trabajo, me preocupaba por que todos conociésemos a todos y no repitiésemos afilicaciones demasiado a menudo. Esto implicaba hacer malabares con los blogs que se iban apuntando para las nuevas rondas, así como mantener un registro de quién era afiliado de quién y cuándo.

Todo esto para ver que luego la mitad de los bloggeros no participaban apenas. Sinceramente, se me quitaron las ganas. Creé esta iniciativa porque todas las que conocía habían cerrado, ahora entiendo por qué.

Para mí las normas de cualquier iniciativa son fundamentales, y las tengo muy presentes cuando me apunto a alguna. He sufrido algún chasco con iniciativas a las que me he apuntado, como por ejemplo en los amigos invisibles navideños en los que ya no participo porque hay gente muy caradura, y verlo en mi propia iniciativa ya es como la gota que colma el vaso. Si en esta iniciativa no se cumplía LA ÚNICA norma existente (por el amor de Dios, ni siquiera era obligatorio seguir a nadie), la iniciativa en sí misma dejaba de tener sentido. ¿Para qué intentar conocer a un bloggero que no se interesa por conocerte a ti?

No estoy dispuesta a regalar publicidad a sinvergüenzas ni a perder el tiempo comentando en blogs que no tienen interés, así que yo no seguiré participando. Me estresa y no me interesa. Ahora, si sigo recibiendo emails de gente que quiere retomar la iniciativa, lo haré. Me abstendré de participar y echaré a cualquier participante que no cumpla la norma, siempre y cuando su afiliado me haga saber que no ha hecho su trabajo.

Como ya he dicho, no soy niñera, no tengo que estar pendiente de que la gente haga lo que tiene que hacer. Ya estoy bastante ocupada con mis cosas como para encargarme de las de los demás.

Resumiendo

Me da pena haber tomado esta decisión. No vivo en un sitio en el que haya muchos bloggeros (es más, no conozco a ninguno de Bilbao) y por el calendario de la universidad nunca he tenido la oportunidad de ir a la Blogger Lit Con y conocer a la gente en persona (mucho me temo que este año tampoco será posible), así que conocer de verdad a la gente a la que leo prácticamente a diario me resulta muy complicado, si no imposible.

Pero este método para mí no funciona, al final era una obligación que no me aportaba nada. Me quedo con los blogs que he conocido hasta ahora, me llevo un par de joyitas que figuran en mi lista de feedly y con eso me conformo.

2 comentarios

  1. Está claro que hacer algo a disgusto, cuando tu beneficio es 0 es absurdo, y más si la gente no se lo toma en serio y no hace las cosas como debe. Así que tu decisión me parece de lo más acertada.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Hola Sandra,
    Yo si te soy sincera no hubiera podido participar en la iniciativa porque he estado bastante ausente durante este año, pero pienso que si alguien se apunta a algo, debe ser con ilusión. Creo que hiciste bien cerrándola si la mayor parte de la gente no lo cumplía, tú ya tienes experiencia y sabes que cuando se organiza algo, suele salir gente muy poco formal.
    La decisión final es tuya, por supuesto, aunque si ni tu misma te ves con ganas de participar, como para estar controlando a otros...
    Por cierto, de esto he sacado algo bueno y es que ya conozco a una bloguera de Bilbao (¡y no lo sabía!), yo estoy en Durango, a tiro de piedra xD.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥