Reseña (14): Dueña de su Corazón

Dueña de su corazón 1, Julie Garwood

Título orignal: Lyon's lady | Saga: 1/4
Autora: Julie Garwood | Páginas: 447 | Editorial: Cisne
ISBN: 9788497932264
Comprar: Casa del Libro (8,95€) // Fnac (8,50€) // Amazon (8,50€)

Christina Bennett conquistó enseguida a la mejor sociedad londinense. Sin embargo, guardaba afanosamente el secreto de su misterioso pasado hasta la noche en que Lyon, marqués de Lyonwood, le robó un sensual beso.
El arrogante aristócrata con pasiones de pirata saboreó el fuego agazapado bajo el frío encanto de Christina y juró poseerla algún día. Pero la desafiante Christina no iba a ser conquistada fácilmente. Celosa de sus afectos y de su fortuna, se resistía a las sensuales caricias de Lyon. No se atrevía a sucumbir a su amor, porque entonces debería descubrir también su precioso secreto y renunciar a su destino.
La pasión le desveló la flor de su secreto.


Merry y su hijo, del pueblo dakota, fueron atrapados por unos enemigos. Cuando estaban a punto de ser asesinados, una mujer blanca, Jessica, los salvó. Once meses después, Merry y Águila Blanca regresaron al pueblo. Jessica había muerto y ahora ellos serían la familia de Christina, una dulce niña de dos años, de pelo rubio «como el color de un relámpago blanco» y los ojos de un intenso azul.

Jessica le había dejado a Christina su diario para que supiese lo que Edward, su marido, había hecho, y al cabo de los años, Christina se separó del pueblo dakota y viajó con su tía materna Patricia a Inglaterra, con el fin de vengar a su madre biológica y hacer justicia.Con lo que no contaba era con conocer al marqués de Lyonwood.

Christina y Lyon me han hecho reír muchísimo. Ella ha sido criada por un pueblo indio, con costumbres e ideologías indias. Desde que era pequeña su padre, Lobo Negro, le proporcionó un misionero francés para que le enseñase «la lengua de los blancos» pero por una serie de errores bastante curiosas Christina controla mejor el francés que el inglés. La falta de fluidez a la hora de hablar de Christina provoca en Lyon rompecabezas de lo más divertidos (para el lector).

Lyon estuvo casado una vez, pero su mujer y «su» hijo murieron en el parto, no sin antes enterarse de que le era infiel con su hermano. Desde entonces Lyon no quiere saber nada del matrimonio y piensa que lo único que quieren las mujeres es pillar el premio más gordo para casarse. Su falta de interés cambia drásticamente cuando conoce a Christina.
Lyon fue el último en reaccionar. Cuando miró a la visión que estaba al otro lado de la sala, se apartó de la chimenea con una sacudida. Instintivamente, todo su cuerpo adoptó una postura de batalla y sus músculos se tensaron, preparados.
Le costó recuperar el control. Se dio cuenta de que tenía las manos cerradas a los lados del cuerpo y las piernas separadas como para una pelea, y se obligó a relajarse. El brusco movimiento hizo que la rodilla empezara a dolerle rabiosamente de nuevo. Ahora Lyon no podía hacer nada contra el dolor ni contra los furiosos latidos de su corazón.
La acción prácticamente no se desarrolla hasta el final, se centra más en la evolución de su relación y en el intento de Lyon por conocer los secretos que Christina tan celosamente trata de esconder.

Christina tiene un carácter fuerte, superviviente. Durante los años que el misionero Deavenrue aprendió de memoria las reglas sociales inglesas y las lleva a cabo sistemáticamente, lo que a Lyon no le pasa desapercibido y hace que se multiplique su interés. Está decidida a cumplir su misión y regresar al pueblo dakota, dejando atrás Inglaterra y todo lo relacionado con ella, lo que le ocasiona una lucha contra sus propios sentimientos.
—Tu amigo roba joyas, Lyon. Tu pecado es mayor. Si te dejara, me robarías el corazón. No puedo permitir que pase eso. Adiós, Lyon. No debo volver a verte nunca.
La mentiras juegan un papel importante, también. Christina, quien asegura ser una pésima mentirosa, miente a Lyon constantemente sobre su pasado, y en el momento en el que él empieza a darse cuenta de que es mentira empiezan a darse situaciones muy cómicas en las que trata destapar su engaño.
—¿Aprendiste el valor de la sinceridad de los Summerton? —preguntó.
—¿De quién?
Su control se intensificó.
—Los Summerton —repitió Lyon, tratando de controlar su cólera—. ¿Recuerdas, amor?, las personas que te criaron.
Ella no consiguió mirarle directamente a los ojos cuando le contestó. Era un hombre tan bueno, tan confiado. Se estaba haciendo cada vez más difícil mentirle.
—Sí, los Summerton me enseñaron a ser honrada en todo lo que hacía —afirmó—. No puedo evitarlo. No soy buena inventando cosas.
Lyon pensó que iba a estrangularla.
El sexo juega un papel importante, como en la mayoría de libros de éste género. Y sinceramente, me han encantado, hacía mucho que no encontraba una autora que me gustase su forma de enredarte en su pasión.

En resumidas cuentas, un libro lleno de humor, amor, sexo, intrigas y acción que engancha desde la primera hasta la última página.


#2#3#4

2 comentarios

  1. No conocía este libro, pero no pinta nada mal :) A lo mejor lo compre a ver qué tal :)

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  2. Me lo apunto!! Me ha cautivado la reseña y lo he añadido a mi wishlist :)

    un besito

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥