Reseña (144): Los Días que nos Separan

Los días que nos separan, Laia Soler

Título original: Los días que nos separan | Saga: No
Autora: Laia Soler | Páginas: 414| Editorial: Plataforma Neo
ISBN: 
Comprar: Casa del Libro (17€) // Fnac (16,15€)

Abril está obsesionada con sus sueños. Desde que se cruzó con ese desconocido en la biblioteca, él se le aparece cada vez que se queda dormida. En su mundo onírico, el chico es Víctor, un burgués de la Barcelona de 1914, y ella… Ella ni siquiera es ella misma, sino Marina, una obrera que vive en el mismo edificio que Víctor.

Mientras la historia de los dos jóvenes del pasado avanza noche tras noche, Abril lucha por mantenerse al margen de las emociones de Marina e intenta descubrir qué significan esos sueños.


Tardé un poco en decidirme a leer el libro por las buenas críticas que estaba cosechando. Sí, como siempre yo voy a contramarea, así soy yo :) Mis razones ya las sabéis, pues siempre repito lo mismo: altas expectativas, miedo a que estas no estén a la altura, etc.

Como he dicho, he empezado la lectura con cuidado, sin hacerme excesivas ilusiones. El libro empieza bien y nos presenta a Abril con una narración en tercera persona y en pasado. Al capítulo siguiente conocemos a Marina, quien nos cuenta la historia en primera persona y en presente. En un principio el cambio de tiempo se me ha hecho un tanto raro, pero tengo que admitir que este cambio ha sido un éxito total, te hace sentir las dos historias de forma distinta.
Quiero decirle que no va a contagiarse por tocarme; quiero gritarle que odio la forma en que me mira siempre, que odio sus desprecios y sus desaires, sus miradas de superioridad, y que no es más que un señorito rico que no aprecia lo que tiene. Son tantas las cosas que deseo decirle que no me sale ninguna, y en lugar de desfogarme me quedo callada viendo cómo se retira.
Los capítulos de Marina y Víctor son una maravilla: esa historia de amor tan bonita y bien construida, con personajes maravillosos y completamente realistas, con una ambientación de principios del siglo XX a mi parecer bien lograda. El desarrollo en esta historia lleva un buen ritmo: ni demasiado rápido, ni demasiado lento; y el alternar la historia de nuestras dos protagonistas cada capítulo ha hecho que yo viva más la historia.
Y a pesar de que sé cuál es la respuesta, quiero oírla de los labios de ese chico, que de repente no es el mismo que aquel engreído que conocí en el portal.
El relato de Abril también me ha encantado, y he de admitir que esto en mí es raro. Como no quiero hacer ningún spoiler, mis comentarios al respecto serán algo vagos, pero diré que este tipo de tramas no suelen tener éxito en mi conciencia: las autoras normalmente no consiguen que todo encaje bien y me suele dar la sensación de que quedan cosas en el aire. Laia en cambio ha conseguido (y digo sin duda alguna que es la única que yo he leído que lo haya conseguido) que todo tenga sentido, que vivas la historia de Abril y Leo como algo real y desgarrador, como algo lógico y que tiene que pasar.

He llorado con esta historia, he llorado con ese final que en cierto modo me esperaba por las reseñas que ya había leído. Y la forma en la que la autora lo desarrolla -a través no solo de la perspectiva de Marina, sino también de cartas, fragmentos de periódicos y de la perspectiva de Abril-, ya hecho que los sentimientos me lleguen mucho más hondo de lo normal.
—¡Joder, Marina! —Se quita el sombrero para revolverse el pelo con gesto nervioso—. ¿Por qué lo haces todo tan dificil?
—La vida no es precisamente un camino de pétalos de rosas, Víctor.
—Nadie ha dicho que lo sea. pero nada irá mejor si nos quedamos parados por miedo a pisar una espina. ¿Es que no lo ves? Nada irá mejor.
Algo que también me ha encantado es que, al igual que Abril, que llega un punto en el que su vida y su conciencia se ve absorbida por los sueños que tiene, por la historia que vive cuando duerme, por su necesidad de saber más y vivir más con esas personas... al igual que Abril yo también he sentido esa ansiedad, esa sensación de no poder dejar de leer porque necesitas saber qué pasa a continuación.

Y eso es todo, compañeros. Si aún no lo habéis leído, es una lectura que yo recomiendo totalmente, llena de personajes y situaciones fantásticas que te dejarán el corazón en un puño.
 I saw a girl in my dreams
and it seems
that I will love her.

3 comentarios

  1. Oh! que ganas tengo de leerlo. Mis expectativas suben con cada reseña que leo.

    BESOTES

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas expectativas con este libro pero es raro porque no tengo miedo a que me decepcione. Tiene que estar genial, o eso espero ^^

    ResponderEliminar
  3. Le tengo muchísimas ganas a este libro, la trama me llama mucho mucho la atención y además está cosechando muy buenas críticas.

    Me encantó tu reseña.

    Besos

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥