Reseña (174): Stealing Parker

Stealing Parker 2, Miranda Kenneally

Título original: Stealing Parker | Saga: 2/8
Autora: Miranda Kenneally | Páginas: 242 | Editorial: Sourcebooks Fire
ISBN: 9781402271878

Parker Shelton tiene casi una vida perfecta. Está a punto de convertirse en valedictoriana de Hundred Oaks, es la estrella del equipo de softball y tiene muchos amigos. Entonces el escándalo de su madre explota en su pequeña pequeña ciudad y de repente nadie habla con ella.

Ahora Parker quiere una vida nueva.

Así que deja el softball. Adelgaza 20 libras (=10kg). Y se pregunta ¿por qué besar a un chico cuando puedes besar a tres? O cuatro. ¿Por qué limitarse a chicos de instituto cuando el nuevo entrenador es tan mono?

Pero... ¿cómo de lejos ha de llegar para perderse a sí misma por completo?


Todavía recuerdo que cuando me leí el  primer libro, no era una saga sino un libro único. Ahora van a ser mínimo seis, pero no os asustéis: se trata de una saga porque todos los protagonistas van al mismo instituto, Hundred Oaks.

Cuando me puso al fin con esta lectura, que llevaba tanto tiempo deseando, me temí que sería el mismo esquema que en Catching Jordan: *spoiler del primer libro* aparece un chico nuevo, la protagonista se enamora de él, luego se da cuenta de que su mejor amigo está enamorado de ella y ella se da cuenta de que es mútuo.*fin del spoiler* Me alegro de poder decir que no es así, porque os digo en serio que me lo temí cuando leí el primer capítulo.

Es muy probable que si no fuese porque para mí este libro tiene varios defectos, la nota fuese mayor. Si lo comparamos con Catching Jordan, el colegueo de Jordan con su grupo de colegas me gustó más que en este libro, pero esa parte de la esencia de los libros de Miranda no se pierde aquí. Fuera aparte de eso, en este libro vemos otro tipo de situaciones más variadas que en el primer libro, y por eso podría haberme gustado más que el primero si no fuese por:

1. No daré demasiados detalles para no spoilear: anque no tengo nada en contra de la religión y de la gente que cree en Dios, en este libro Parker, pero sobre todo su padre, se exceden en este aspecto. No es un punto que impida la lectura, pero sí que me ha hecho disfrutar menos de la historia. La importancia que da el padre de Parker a acudir a una iglesia en la que los menosprecian por algo que no es culpa suya me ha irritado.

2. En este punto sí haré un spoiler: cuando se descubre la relación entre Brian y Parker, la madre de esta no deja de decirle que ha sido todo culpa de él porque es un adulto y ella una menor. A ver, a ver, a ver. Fuera aparte de que a mí no me parezca tan locurón que un chico de 23 salga con una chica de 18 (hay años de diferencia, pero me parece aceptable si esperan a que ella deje de se su alumna), la culpa la tienen ambos y el único que se arriesga a perder algo es el mayor de edad. Así que que se le echen todas las culpas así porque sí no me ha gustado demasiado.

3. El punto en el que Parker y Will pasan de no estar nunca juntos a empezar a quedar más y ser más amigos me ha resultado un poco drástico. Muy repentino.

4. Will es un personaje con mucho potencial, y creo que la autora no ha sabido sacarle todo el partido posible. Se ha centrado tanto en los prejuicios y en el qué dirán, y ha dejado un poco de lado el desarrollo de este romance. Algo hay, pero me hubiese gustado más.
Si alguien nos viese a Brian y a mí en Foothhille Diner esta noche, podrían pensar:
1) Que es mi hermano mayor (Ew.)
2) Que es mi marido (Un poco raro.)
3) ¿No es ese el nuevo entrenador del equipo de baseball de Hundred Oaks y su nueva mánager? (La verdad en ocasiones apesta.)
4) ¿No es ese el nuevo entrenador del equipo de baseball de Hundred Oaks con una guapísima modelo? (Ideal.)
5) ¿No es esa la dulce Parker Shelton con un guapísimo modelo? (Doble ideal.)
Ahora creo que pensaréis que el no es una lectura entretenida o que solo tiene cosas malas. No es así. Observamos muchas emociones diferentes a través de los personajes: por un lado vemos el miedo a confesar quién eres realmente, el miedo a que la gente -y sobre todo tus amigos- te den la espalda si lo descubren; vemos también las consecuencias de los actos de uno mismo, que a veces hacemos cosas para demostrar algo y no nos percatamos de que los demás ven algo completamente diferente; vemos cómo los personajes intentan afrontar una difícil situación en casa, ya sea por una razón u otra, y cómo cada uno lo sobrelleva como puede. Pero lo que más me ha gustado ha sido la lealtad que podemos encontrar en nuestros amigos, y cómo esa lealtad puede verse traicionada con más facilidad de la que pensamos si no elegimos correctamente nuestras compañías.

En el tema romántico, ya lo he dicho en el punto 3 y 4, le veo algunos fallos, pero eso no significa que no lo haya disfrutado. Pero de cualquier forma para mí no ha sido el punto fuerte de la historia. El punto fuerte es la facilidad con la que la autora te mete en las venas lo que siente Parker, cómo acabas llorando abrumada por lo que le ocurre, cómo te ríes cuando está con sus amigos, o cómo se te encoge el corazón cuando se ve superada por las consecuencias de sus decisiones.

Y para finalizar os diré que, aunque no son personajes principales, tenemos algún cameo de Jordan, Henry y JJ -personaje del que me hubiese gustado un libro aparte, pero no parece que vaya a tener suerte ^^-.

Creo que no he explicado bien mi opinión sobre esta historia, pero solo os diré que si os habéis leído Catching Jordan y os gustó, este no os lo podéis perder. Y que si aún no habéis empezado con la saga y os gustan las historias sencillas y divertidas con deportistas de por medio, no os la podéis perder.


Para leer reseña, click en la imagen
Catching Jordan (Hundred Oaks)Things I Can't ForgetRacing SavannahBreathe, Annie, BreatheJesse's Girl (Hundred Oaks)
#1#3#4#5#6



#7#8



5 comentarios

  1. Con lo de que te meten el tema religioso de esa manera y lo de la edad, me he echado bastante para atrás. No me gustan los libros que te inculcan tan a saco una creencia. Y si además le añades que toca otro tema que no me gusta, que es el de la edad....

    Supongo que es porque es algo muy personal, yo empecé a salir con mi novio con 17 y él tenía 22. Y llevamos 7 años y medio juntos!! Creo que eso deja bastante claro que no son tantos años...ni siquiera mi familia o amigos pusieron pegas :/ Las pegas me las encuentro en algunos libros, como en Lola y el chico de al lado. Como ves, me sulfuro con estos temas xDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que te metan la religión por vena, pero como es un constante para la protagonista se hacen referencias todo el rato. Es aguantable, pero me echa un poco para atrás ^^

      Y sobre la edad, te comprendo. Me hubiese parecido perfecto si solo hubiesen hablado mal de la relación entrenador/alumna, o que los padres no estén de acuerdo con una relación con un chico mayor (que en la realidad también ocurre), pero de ahí a decir que la menor no tiene ninguna culpa en nada por ser menos... tiene tela XD

      Un besito! ♥

      Eliminar
  2. ¡¡PINTAZA!!! Ainss, me has metido el ansia, asique me lo apunto!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Tengo un marcapaginas de este libro xDDD pero jamas habia oido del el :) que bueno que te gusto al menos

    ResponderEliminar
  4. Me entretuvo mucho el primero. Me gustó ... en una de esas este cae *ya ni me acuerdo de los personajes, Catching Jordan lo lei hace tiempo ya xD*

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥