Reseña (283): Lo que aprendí de mi pingüino

Lo que aprendí de mi pingüino, Tom Michell

Título original: The penguin lessons | Saga: No
Autora: Tom Michell | Páginas: 256 | Editorial: Plaza & Janés
ISBN: 9788401016967
Comprar: Casa del Libro (16,90€) // Fnac (16,05€) // Amazon (16,06€)

Inglaterra, años 70. A sus 23 años, Tom Michell está soltero y con ganas de ampliar horizontes. Cuando le ofrecen un puesto de profesor en un internado inglés de Argentina, acepta encantado pese a la fragilidad política y económica que vive el país.

Durante unas vacaciones en Uruguay, Tom rescata a un pingüino atrapado en un vertido de petróleo. A partir de entonces, se establece entre ambos una relación muy especial. El pingüino se las arregla para hacerse entender y dialogar con Tom, quien decide llamarle Juan Salvador. Tras limpiarlo, reanimarlo y darse cuenta de que el pingüino no piensa volver al mar bajo ningún concepto, Tom entiende que no le queda más re medio que llevárselo de vuelta a Argentina. Es el principio de una insólita amistad y de una convivencia que durará varios años. Esta criatura tan sociable como excéntrica se convertirá, entre otras cosas, en la mascota del equipo de rugby del internado, en el confidente del ama de llaves, en el anfitrión de numerosas fiestas en los aposentos de Tom y en el entrenador de natación más estrafalario de la historia...

Juan Salvador transformará la vida de todos, desde la del niño más solitario del colegio hasta la del propio Tom, quien en este libro único nos relata las experiencias vividas durante aquellos años con su entrañable e inimitable amigo el pingüino.
 

Cuando vi este libro por primera vez, me atrajo su portada sencilla pero atractiva, el título y que fuese una historia basada en hechos reales. No soy muy de leer no-ficción, la verdad sea dicha, así que no sabía muy bien qué me parecería un libro que cuenta la historia de un hombre que un día se encontró un pingüino, lo salvó y desde entonces se volvieron inseparables. Pero lo que sí sabía es que quería descubrirlo.

Tom nos cuenta su historia, que transcurre en la Argentina de otra época, por lo que muchas veces se esfuerza por explicarnos cómo eran las cosas entonces para que entendamos algunos sucesos. La historia es muy simple, y es que tenéis que tener en cuenta que él solo cuanta lo que le ocurrió, sin añadir cosas que convertirían su historia en una increíble trama de ficción.

La lectura es ágil y entretenida, se lee en un volado, aunque he de admitir que la mayoría de las páginas me parecieron absoluta paja. Y este es el factor que más ha empeorado mi nota... La historia que nos cuenta Tom, su historia y la de su pingüino Juan Salvado, es increíble, inverosímil y espectacular. Es una historia especial y diferente que te hará sonreír y sentir. Pero la mayor parte de las cosas que cuenta Tom, si bien van a cuento con lo demás, no son necesarias, no aportan mucho a la trama de Juan Salvado y, después de todo, él es el verdadero protagonista del libro.

Me alegro de que haya escrito un libro contando su historia ya que así llegará a más gente, pero no puedo evitar pensar que, a fin de cuentas, esta es una de esas historias impensables que te encuentras por intenernet y de las que te lees todo lo importante en 30 minutos. Sin duda, creo que este es de esos libros que te paras a leer en diagonal con un poco de atención, y no te pierdes nada fundamental.

Pero pese a todo, es un libro que me alegra haber leído. Es un libro diferente, peculiar, especial. Es un libro que cuenta una historia de esas que te hacen sentir calor en tu intenrior y preguntarte cosas sobre los animeles y su conducta; además, Tom con los años ha ido descubriendo más y más cosas sobre los pingüinos que entonces no sabía, y tiene el detalle de explicarnos las cosas que descubrió que podrían justificar la actitud de Juan Salvado y su decisión de quedarse con él en lugar de regresar al mar.

No puedo terminar la reseña sin mencionar la edición. No es de estas ediciones que destacan por estar cargadas de detalles; es más bien una edición sencilla pero bonita, de esas que te cuentan también cosas por los ojos. No solo en la portada vemos ilustraciones de Juan Salvado, sino que en el interior también nos encontramos, por aquí y por allás, algunas acompañadas de frases que Tom le atrubuye a su compañero. Simplemente preciosa.

Resumiendo, merece la pena leerlo para conocer la historia que cuenta, para sentir los recuerdos de ese pingüino tan especial que tiene Tom en su cabeza y que, seguro, os harán sonreír. No puedo decir que sea la mejor lectura, y creo que lo habría disfrutado más de haber sido algo más escaso en paja, pero sin duda es una lectura interesante.

7 comentarios

  1. Hola! ^^
    Ya veo que no te ha entusiasmado este libro. Los pingüinos siempre me han parecido unos animalitos adorables y super graciosos, así que aunque solo sea por eso, no descarto darle una oportunidad. Es que los animales me vuelven loca :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola!! tenía ganas de leer una reseña de este libro porque me pareció muy curioso su título y la sinopsis también, eso de tener por mascota un pinguino es algo raro XD. Por lo que cuentas, parece entretenido pero voy buscando algo mas

    besos

    ResponderEliminar
  3. Hola guapaa!
    Creo que esta vez no lo apunto porque si hay algo que me mata en los libros es que haya relleno y si dices que la mayoría de las páginas son absoluta paja ... no es para mí jajaja
    Un beso =)

    ResponderEliminar
  4. Es un libro del que me han hablado muy bien y al que le tengo muchas ganas, sobre todo, al tratarse de una historia real. No había leído antes eso de que hay mucho relleno que realmente no es importante... Quizá eso me puede echar para atrás, pero seguramente lo termine leyendo, después de todo :P
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Soy nueva en tu blog (; No me llama mucho la atención por lo que por el momento lo dejo pasar. Gracias por la reseña cielo. Espero que te puedas pasar por mi blog cielo. Un beso (-:

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    Me ha llamado la atención por el título, pues no lo conocía, pero creo que lo dejaré pasar esta vez, visto lo que cuentas del relleno.

    ¡Besosos de osos!

    Eneritz

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    No conocía este libro pero la verdad es que no me llama la atención.
    Gracias por la reseña :D

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥