Reviews

Últimas reseñas Te quise como si fuera posible, Abril Camino Iron kissed 3, Patricia Briggs Salvar la boda, Morgan Matson El nombre del viento 1, Patrick Rothfuss Blood bound 2, Patricia Briggs Moon called 1, Patricia Briggs First & then, Emma Mills El suspiro del infierno 3, Jennifer L. Armentrout

Reseña | El ático de la Quinta Avenida

El ático de la Quinta Avenida 3, Sarah Morgan
TÍTULO: El ático de la Quinta Avenida
AUTORA: Sarah Morgan
GÉNERO: Romance contemporáneo
EDITORIAL: Harlequín
PÁGINAS: 352
SAGA: From Manhattan with love #3
¡CÓMPRALO YA!

Eva, una romántica empedernida, adoraba todo lo que tuviera que ver con la Navidad. Ese año probablemente habría pasado las fiestas sola, así que cuando le ofrecieron cuidar un ático espectacular en la Quinta Avenida, no dejó escapar la oportunidad. ¿Qué mejor lugar para celebrar la Navidad que Manhattan cubierta de nieve? Lo que no se esperaba era encontrar que el ático seguía ocupado por su guapísimo y misterioso propietario.
Lucas Blade, el popular autor de novela negra, estaba viviendo una pesadilla. Con una fecha de entrega y el aniversario de la muerte de su mujer aproximándose, se había aislado en su ático acompañándose únicamente de su dolor. No quería interrupciones, ni adornos, y mucho menos quería que esa preciosa y dicharachera asistenta lo distrajera. Pero cuando la tormenta de nieve del siglo dejó a Eva atrapada en su piso, Lucas empezó a abrirse a la magia que ella traía consigo…

 —Creía que no tenías un tipo de hombre.
—Probablemnete no debería tenerlo. Dado el tiempo que ha pasado desde la última vez que practiqué sexo, mi tipo de hombre debería ser cualquiera con pene y pulso ¿verdad?
Lucas se atragantó con el vino.
—¿En serio acabas de decir eso?
El ático de la Quinta Avenida 3
Que me haya leído todos los libros publicados en español de esta saga del tirón es indicativo de lo mucho que me está convenciendo. No os vayáis a pensar que es nada del otro mundo, es posible que otro los lea y no le convenzan o le parezcan libros como otros muchos, que los hay. Pero los libros, sean del género que sean, han de ser leídos en el momento correcto, y creo que, sencillamente, este era mi momento con Sarah Morgan.

Como ya visteis en mi anterior reseña, el segundo libro me convenció menos que el primero porque la trama era muy sencilla (que al mismo tiempo era también un punto a favor, no sé si me entendéis) y, lo peor de todo para mí, es que las historias de los protagonistas ya las teníamos bien presentadas por el primer libro y como que perdía misterio. Sí, en su libro se profundizaba la trama, por supuesto, pero era todo más o menos previsible desde que empezabas.

En este caso, aunque tenemos una idea muy clara de quién es Eva porque es vital en los dos primeros libros, y aunque también sepamos que el escritor de novelas de terror Lucas Blade será su príncipe azul, no es hasta que empezamos la lectura que a él lo conocemos de verdad, pues hasta ahora solo nos lo habían mencionado de pasada.

Lucas es un hombre atormentado por la muerte de su esposa, con quien tuvo una relación muy complicada que ha marcado su visión del amor de forma inevitable. Eva, en cambio, es una soñadora, una romántica empedernida que se siente sola tras la pérdida de su abuela, su única familia. Ambos son radicalmente opuestos y es posible que no se hubiesen conocido jamás de no ser por la pericia de la abuela de Lucas, gran amiga y clienta de Eva, y por la inocencia de nuestra protagonistas, pero el caso es que se dá la situación en la que ambos coinciden bajo el mismo techo, y poco a poco la química va siendo palpable.
—Hombros anochos, abdominales, sentido del humor, capacidad para tolerar a mi viejo peluche y suficiente aguante para darle una buena sesión a mi preservativo antes de que caduque como el último que llevaba en el bolso —sonrió y después vio su gesto de incredulidad—. Es una broma. Más o menos. Bueno, da igual. Demasiada información. Vamos a seguir.
Algo que adoro de las novelas de Sarah es que no precipita las cosas. He leído muchísima romántica, la suficiente como para creer que debería estar ya aburrida de ella, pero incluso libros que parecen similares pueden llegar a ser muy distintos dependiendo del narrador. En esta ocasión la autora da el tiempo necesario para que sus personajes conecten y estén en el punto adecuado para que su relación avance, y eso hace que la experiencia de leer esas historias mejore.

El ático de la Quinta Avenida 3
Eva y Lucas tienen una relación pausada pero bonita. Empiezan siendo desconocidos que por cosas de la vida comparten techo, pasan a ser amigos, luego algo similares a amantes para finalizar con un final digno de un buen romance. Hay mil formas diferentes de desarrollar una historia, distintos caminos que seguir, pero cada autor escoge el suyo para sus personajes, y eso hace que los libros sean únicos a su manera, y esta es una de las razones por la que yo no comulgo con el argumento de "hay mil libro como este por ahí", porque considero que eso es aplicable a todos los géneros, pero la gente es especialmente dura con la romántica.

Por sacarle alguna pega, diré que he echado un poco en falta el colegueo. Eva, Paige y Frankie, junto a Mat y Jake forman una piña maravillosa que a lo largo de los tres libros tienen escenas desternillantes juntos, pero en esta ocasión, probablemente debido a que Lucas no pertenece a ese núcleo y durante la novela no conoce a los amigos de Eva hasta el final, hay menos interacciones entre los cinco que en los dos anteriores libros.

Pero la personalidad de Eva suple esta carencia con creces. Ella sola podría protagonizar su propia saga de libros, porque es una joya que te hace reír y reír sin parar. La verborrea que padece, junto a su incapacidad para callarse lo que piensa, por muy inapropiado que sea, junto a su personalidad dulce e inocente sin llegar a ser pastelosa o absurda, es una receta que resulta en una tarta perfecta. Pocas veces me veréis decir que un personaje femenino me ha convencido más que el masculino porque, por una razón u otra, creo que los autores suelen imprimir mayor carisma y personalidad en los chicos... pero en esta ocasión no es así. Eva brilla con luz propia y, aunque Lucas no sea un mal protagonista, es por ella que este libro es tan magnífico.

Resumiendo, Sarah Morgan se ha superado, y me alegra descubrirlo porque temía que mis expectativas para con Eva terminaran en una decepción absoluta. Definitivamente, espero que HQN continúe publicando los libros de esta saga porque como a lo largo de este año no salga el cuarto en español, no podré contener mis ansias de más y terminaré por leer los siguientes en inglés.

3 comentarios

  1. ¡Hola! La verdad es que parece de mi estilo e interesante, me ha llamado la atención. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola gracias por la recomendación pero dejare pasar este historia, no me llama mucho la atención esta saga pero me alegra que te gustara. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me La estoy leyendo y cada vez esta mas interesante me encanta

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥

Instagram