Reviews

Últimas reseñas Salvar la boda, Morgan Matson El nombre del viento 1, Patrick Rothfuss Blood bound 2, Patricia Briggs Moon called 1, Patricia Briggs First & then, Emma Mills El suspiro del infierno 3, Jennifer L. Armentrout Carta de una desconocida, Stefan Zweig To hate Adam Connor, Ella Maise
Mostrando entradas con la etiqueta Debate. Mostrar todas las entradas

Debate: ¿Booktubers escritores?

¡Buenos días a todos! ♥

Hoy traigo al blog un tema peliagudo pero que supongo que todos comentáis por las redes sociales y demás: hablemos de los booktubers escritores.

Hablo de booktubers como podría hablar también de blogueros, pero admitamos que el boom de la publcación de libros se está centralizando en el ámbito de booktube. Es un tema que daría para debates y más debates, centrando cada uno en un aspecto diferente del asunto. Aquí vamos a ser -o intentar, al menos- concisos, y no me voy a meter en demsiados detalles ni a analizar toda la situación. Además, es un tema peliagudo porque, le guste o le pese a quien le pese, hay mucho amiguismo en la blogsfera, y todos sabemos que a los amigos se les defiende pase lo que pase. Hasta ahí todo perfecto, el problema llega cuando hay que valorar un trabjo profesional de un compañero desde una perspectiva objetiva y, ante todo, aceptar las malas críticas.

Es innegable que nos están bombardeando con libros publicados por autores booktubers que, sean de calidad o no, van a venderse por ser conocidos entre un gran número de lectores que irán ávidos a las librerías para leerlos cuanto antes. Un poco como ocurre con las señoras y los libros de la Esteban (menuda comparación, lo sé, pero más adelante la explicaré mejor).

Yo solo leí un par de estos libros, o por lo menos un par que ahora recuerde: Infinite de May R. Ayamonte y El fuego en el que ardo de Mike Lightwood. Podéis leer mis reseñas, que están ambas publicadas en el blog, pero haciendo un resumen rápido, el primero podría haber sido mejor y es que para mí la gracia que podía tener se perdía en la narrativa infantil, forzada y poco natural de la autora; y el segundo, en cambio, me pareció considerablemente mejor, y si bien es tópico, excesivamente dramatico (sobrando para mí muchas tramas que saturan la historia innecesariamente) y altamente predecible, es una lectura entretenida y agradable que no me dejó mal sabor de boca.

Las redes están locas con la publicación de Besos entre líneas de Esme y May, si bien algunos en el sentido más positivo de la palabra, la mayoría de lo que capto es justo lo opuesto: hacía mucho tiempo que no veía semejante alubión de críticas duras y, en muchos casos, más que argumentadas. Yo nunca me he metido, más allá que para expresar mi sorpresa porque, sinceramente, no me lo esperaba; y es que como no lo he leído ni tengo intención de hacerlo, no lo tacharé de bueno ni de malo, sencillamente me abstengo de opinar por falta de conocimiento.

Debate: Sagas y publicaciones

¡Buenos días! ♥

Desde que tengo el blog hasta ya varios años, he ido descubriendo a muchas clases de lectores diferentes; me he dado cuenta de que cada uno tenenmos nuestras manías lectoras, nuestros hábitos y nuestras preferencias personales.

Este tema siempre me ha llamado la atención. ¿Que de qué tema hablo? De la publicación de las sagas. Vivimos en una época en la que imperan las sagas literarias, especialmenente las trilogías, dudo que algún bloguero se libre de tener una lista de sagas pendientes por tenerminar, ya sea porque no están finalizadas o porque las tiene en la lista de espera.

Sea como sea, una queja habitual que me he encontrado en diversas ocasiones por la red y que siempre me soprendió, es que las editoriales no publiquen las sagas de golpe o a un ritmo muy rápido.

Y es sobre este tema sobre el que me gsutaría debatir con vosotros. ¿Qué clase de lectores sois?

Debate: ¿Librerías o tiendas online?

¡Buenos días! ♥

Hoy vengo a hablaros de un tema que, si bien hace varios años se trataba en infinidad de ocasiones, recientemente no lo he visto en ninguno de los blogs que sigo (o si no, me lo pasé). La razón por la que he decidido hablaros de este tema es porque mi opinión y actitud en lo que a la compra de libros respecta, ha cambiado radicalmente desde que abrí el blogs hasta ahora.

Hace unos años yo no compraba por internet, y me daba mucha envidia la gente que compraba libros en inglés a precios de lujo. Al final me animé y ahora ya puedo dar mi opinión de ambos métodos de compra.


1. El pago
Lo que más me frenó a la hora de comprar online, fue el pago. No estaba acostumbrada a comprar cosas por internet, y no me fiaba a la hora de pagar. Imagino que, si bien cada vez más parsonas se animan a comprar online, todavía hay muchos que no se animan a hacerlo. Evidentemente, en tienda física esto no supone un problema, porque no tienes que preocuparte por dar tus datos ni nada por el estilo.
2. Los gastos de envío
Una de las pegas que suele poner la gente a la hora de comprar por internet, son los gastos de envío. Yo, al menos, soy de esas: no hay cosa que más rabia me de que gastar mi dinero en gastos de envío. BookDepository no tiene gastos para un porrón de países (entre los cuales figura España), y si bien Amazon los tiene si la compra es de un importe menor a 19€, también está la opción de ser usuario Premium y no pagar los gastos de envío. Yo lo soy y me parece un chollazo: 20€ anuales que a nada que hagas unas compras ya lo cundes (además de que puedes hacer compras en lugar de amigos o familia para que se ahorren ellos los gastos).
Aunque por supuesto las librerías no te cobran gastos de envío (faltaría más ¿no?), tenemos que tener en cuenta que cada vez hay más librerías que te cobran un suplemente por pedir libros en inglés debido al coste de traerlo. No me refiero a los libros que ya están a la venta en la tienda, sino a cuando hablas con la dependienta, preguntas por un libro que no ves en la sección de libros extranjeros, y lo solicitas.

Debate: Las sagas y sus cancelaciones

¡Buenos días a todos! ♥

Anoche, mientras leía los comentarios de la gente en Facebook, me encontré uno de Chaos Angels creo que era, informando a sus lectores de que la saga Crónicas Lunares llegaría a Latinoamérica de mano de V&R Editores. Yo ya me lo olía, porque el segundo hace mucho que se publicó en español y el tercero en inglés también, pero leyendo los comentarios de su noticia me confirmaron mi temida sospecha: Montena ha cancelado la saga en España. No sé si alguno había comentado antes esta noticia, pero yo no la había leído en ningún blog ni nada, así que se mantenía como una sospecha sin confirmar.

Pues bien, después de leerlo, iba a publicar un comentario en Facebook que poco a poco se alargaba y alargaba y alargaba, y como este es un tema que no se gasta, decidí mejor hablarlo con vosotros por aquí y ver lo que opináis (aunque ya sé de antemano que vuestra opinión y la mía seguramente será muy distinta).


Siempre que leo sobre este tema soy la única que "apoyo" (tened muy en cuenta, por favor, las comillas XD) a las editoriales en este asunto. Creo que este apoyo está causado por un par de aspectos que os mencionaré a continuación:

1. Siempre que puedo evito comprar en español, no por hacer una putada a las editoriales españolas (lo cierto es que si no fuese por los exagerados precios de los libros en España, me sentiría culpable y compraría más a menudo lo que se edita aquí). Empezó por cuestiones económicas: como ya he dicho, los precios de aquí no me parecen ni medio normales, así que como no soy tonta y tengo la suerte de haber aprendido inglés, hago uso de ello y me ahorro unos eurillos, que nunca viene mal.

2. Lo que leo en español (que es mucho, en realidad), se limita a libros de bolsillo, envíos editoriales o chollazos que encuentro por ahí (si veis mis vídeos de youtube, sabréis que por suerte o por desgracia -para mi bolsillo- en mi ciudad suelen poner puestitos de libros todos los domingos, además de un outlet todos los días en el centro, en los que se pueden encontrar fácilmente libros a 3€, y bastante recientes).

Debido a estos dos aspectos, mi furia ante las cancelaciones es menor. ¿Por qué? Para empezar, no soy de esos lectores que odian tener ediciones dispares en sus librerías. A ver, si puedo mantener una misma edición, o si una en particular me gusta pues sí, pero tampoco es algo que me quite el sueño; así que si tengo que seguir una saga en inglés pues lo haré sin problemas. Y para continuar, el detalle de los envíos editoriales es otro factor que aplaca mi furia: si no he pagado por el libro no me molesta tanto, y como tampoco comienzo muchas sagas en español de mi propio bolsillo -excepto en formato bolsillo, formato en el cual no se cancela tanto, aunque también se cancela- pues tengo menos posibilidades de que se de el caso.

Ahora bien, ¿cuál es mi posición personal en cuanto a este tema?

Yo no creo que el mundo sea tan utópico ni tan surrealista como para que las editoriales tengan que publicar libros que no se venden, menos aún libros cuyos derechos aún no tienen comprados. Jode, pero ellos son negocios, empresas, no ONGs.

Sí que es cierto que algunos fracasos no se deben a la saga en sí, sino a la falta de publicidad o a la mala publicidad por parte de las editoriales. Para saber exactamente cuál es el problema tendríamos que hacer una investigación a fondo, y no creo que nadie tenga ni el tiempo ni las ganas, así que yo prefiero quedarme sencillamente con el hecho de que dicha saga no se ha vendido y punto. También es cierto que en la actualidad los blogueros vivimos en cierta burbuja: vemos hablar mucho de un libro y creemos que toda España lo está leyendo, que es nacionalmente conocido por todos y que se vende como churros cuando, en varios casos, solo es conocido en la blogsfera a la que pertenecemos (por poner un ejemplo que ya he comentado anteriormente en el blog: ECDL de James Dashner. Si nos fijamos en la cantidad de ediciones y en sus fechas, veremos que son inusualmente escasas para lo conocido que es por estos lares. Las Pruebas lo compré yo este verano más o menos y se acababa de publicar la segunda edición. Así que muchos ejemplares tampoco se vendieron -y hubo una época antes de la película en la que la editorial ni se molestó en reeditarlo y era muy difícil de encontrar-. Imagino que ahora que ha salido la película, muchos se animarán a leerlos, más aún teniendo en cuenta que la segunda se ha confirmado.).

De cualquier forma, creo que como en la mayoría de las cosas, en este tema tampoco se puede generalizar. Para mí hay casos y casos. Se puede dar el caso de que una editorial compre los derechos de toda una trilogía ya publicada, o que se arriesgue con una nueva saga que solo tiene publicado uno o dos libros, etc. 

A mí solo me suelen molestar los casos en los que la saga ya estaba publicada completa y al final solo publican en español uno o dos libros. Creo que si la saga ya está finalizada, la editorial ya sabe en lo que se mete y debería hacerse cargo (aunque por supuesto no están obligados).

No me molestaría enterarme que Destino, por ejemplo, no seguirá publicando la saga de Endgame (aunque rezo por que eso no ocurra XD) ya que se han arriesgado con el primer libro sin saber siquiera de cuántos libros constará la saga. ¿Deberían hacerse responsables de igual manera? En un mundo justo y utópico puede ser, pero no es en el que vivimos. Además, al estar solo uno publicado, no tienen los derechos comprados de ninguno más y la decisión de no continuarla es más sencilla para ellos.

También tenemos que tener en cuenta el caso más popular hoy en día: las ampliaciones de sagas. No me acuerdo en qué blog una vez leí una entrada que echaba pestes sobre Ediciones B por no publicar el cuarto libro de la TRILOGÍA Los Siete Reinos (¿ha quedado claro mi énfasis en el hecho de que fuese una trilogía? :D). Bien, me parece perfecto -bueno, en realidad no, me da bastante rabia- que los autores decidan escribir más y más y más libros de sus sagas exitosas para, no nos engañemos, sacar más pasta. Si los escriben y se venden, bien por ellos, están en su derecho, Pero ahora pongámonos en la situación de las editoriales extranjeras (no solo en las españolas) que tendrán que comprar los derechos y traducir un libro nuevo. ¿Se vendió la trilogía? Puede que sí, puede que no. ¿Sería rentable publicar ese nuevo libro? Si deciden que no, sea por la razón que sea, ¿por qué diablos iban a invertir dinero en el cuarto libro de una TRILOGÍA?

Este caso se da mucho últimamente, y estoy segura de que para Destino es un chollazo que Cassandra decida no para de escribir libros de Cazadores de Sombras, para Molino que Veronica Roth publicase el libro Four, y para SM que Maggie Stiefvater escribiese un cuarto libro para la saga de Mercy Falls, entre otros muchos casos similares. Pero para las editoriales que pueden no verlo como algo tan rentable, es ponerles una diana en la frente. Son los malos y endemoniados que no finalizan la saga (cuando por ejemplo en el caso de Los Siete Reinos sí que lo hicieron, compraron los derechos para la trilogía y la publicaron, cumplieron).

¿Regresamos al caso de Montena? No os puedo decir -si lo sabéis, comentadlo sin pudor- si esta saga se iba a componer originalmente de tres o de cuatro libros, como en España se publicaron los dos primeros poco después de su publicación original, no tengo noticias del tema; pero aunque me fastidie porque es una saga que me gusta, puedo comprender que la editorial deje de publicarla, si decide que le es poco rentable.

Sería como mantener abierto un bar que no tiene más que dos clientes, o una peluquería a la que solo va la madre de la peluquera y alguna amiga piadosa. Creo que a veces olvidamos el factor negocio dentro de los libros, un factor que no es nuevo, ha existido desde que se creó la imprenta, solo que ahora vivimos en un mundo más capitalista y consumista y, encima, se lee más.

Sé lo que muchos me diréis: yo no sé leer inglés. Es cierto que para muchos este es el mayor impedimento a la hora de continuar sagas canceladas, en este caso, os recomiendo intentar leer en inglés y aprender poco a poco (suena difícil, pero así aprendí yo, tengo 22 años y me lo he trabajado solita. Si yo puedo, vosotros también, es cuestión de ponerse a ello) y si no os interesa aprender o no estáis dispuestos a hacer este esfuerzo, pues buscad traducciones de fans por internet (que hay muchas, algunas no muy buenas, pero se dejan leer), o si sabéis otra lengua como francés, alemán, italiano o la que sea, comprad las traducciones que hacen allí (sé de blogueros que no saben inglés pero compran mucho en francés por que también es más barato que en español -cómo no-).

Creo que ya me he explayado suficiente. Es un tema que daría para mucho más, porque es bastante complicado y la historia varía mucho dependiendo del punto de vista desde el que lo miremos. Creo que con este tema soy o intento ser tan imparcial como con las adaptaciones cinematográficas: no tenemos que opinar solo desde el punto de vista de lector o fan, hay que intentar ver las razones tras las decisiones que se toman, que ni los productores o los guionistas ni los editores toman sus decisiones con ánimo de fastidiarnos, ni llegan a casa con cara de troles y una sonrisa satisfecha al cancelar una saga o cambiar y eliminar ciertas escenas de una adaptación.

Y ahora, os toca a vosotros. Os he remarcado en colorines los cambios de tema para que, si queréis, podáis saltaros tanta parrafada -como seguro haréis la mayoría-, pero si tenéis un momentito contadme vuestra opinión, vuestra experiencia en el tema o lo vuestra reflexión a mis palabras =)

Nos leemos ♥

Debate: Sobre copias, originales, y Los Juegos del Hambre

Admito que esta entrada la escribo desde la frustración, la escribo porque hay cosas que me enervan y al final llega un momento en el que tengo que sacar lo que llevo dentro y soltarlo aquí a modo de debate para que todo aquél que quiera compartir su opinión lo haga.

Los que lleváis haciendo reseñas un tiempo, sabréis que es casi imposible escapar a las comparaciones: este libros se parece a este otro que me leí y a mí me gustó más este o aquél por tal y cuál. Vale, lo entiendo porque yo también lo hago: comparar no es malo si lo haces de forma objetiva. Pero es que en este tema entra otra cuestión que muchos ignoran o sencillamente les importa un pepino: que se parezca a otro que has leído no quiere decir que ese otro sea original.

Supongo que ya sabéis por dónde van los tiros, pero para que todos me comprendáis explicaré cómo empezó este tema en mi mente: estaba yo agregando Endgame a Goodreads porque me acaba de llegar el libro y me pongo a leer algún comentario de la gente por curiosidad; empiezan a repatearme los cometarios tipo "copia de LJDH" "THG rip-off" y demás. Me pongo a leer un artículo en el que se habla del tema del premio y la mala ética del autor pero, de nuevo, siguen las comparaciones con LJDH y cómo este nuevo libro es una copia.

Pero vamos a ver ¿acaso os creéis que LJDH es tan original? Yo no sé si es que la gente en verdad lee muy poco, si se cree que porque LJDH fue el primer libro de este tipo que leyeron ya lo inventó todo o que sencillamente es que no les interesa investigar. Y esto me cabrea. ¿Alguna vez habéis oído hablar de Battle Royale? ¿Os suena acaso?

En la República del Gran Oriente Asiático está prohibido el rock, esa música decadente. Los jóvenes crecen en un estado totalitario y controlador que promueve la competitividad. Como medida de control de rebeliones, la administración pone en marcha el Programa: cada año, 50 clases de distintos institutos son elegidas para luchar a muerte en la BATTLE ROYALE.
Los alumnos elegidos son aislados en una isla. Las normas del juego son estrictas: no pueden escapar, no pueden contactar con el exterior, y solo puede quedar uno.
Todo está permitido para sobrevivir.
Empieza el juego.
Empieza BATTLE ROYALE.

Es la hora. Ya no hay vuelta atrás. Los juegos van a comenzar. Los tributos deben salir a la Arena y luchar por sobrevivir. Ganar significa Fama y riqueza, perder significa la muerte segura...
¡Que empiecen los Septuagésimo Cuartos Juegos del Hambre!
Un pasado de guerras ha dejado los 12 distritos que dividen Panem bajo el poder tiránico del “Capitolio”. Sin libertad y en la pobreza, nadie puede salir de los límites de su distrito. Sólo una chica de 16 años, Katniss Everdeen, osa desafiar las normas para conseguir comida. Sus prinicipios se pondrán a prueba con “Los juegos del hambre”, espectáculo televisado que el Capitolio organiza para humillar a la población. Cada año, 2 representantes de cada distrito serán obligados a subsistir en un medio hostil y luchar a muerte entre ellos hasta que quede un solo superviviente. Cuando su hermana pequeña es elegida para participar, Katniss no duda en ocupar su lugar, decidida a demostrar con su actitud firme y decidida, que aún en las situaciones más desesperadas hay lugar para el amor y el respeto.
 ¿Seré yo la única que ve la relación? No lo creo, pero parece que una enorme cantidad de ultra-fans de LJDH no la ven o no la quieren ver. Ahora vayamos con la sinopsis tan polémica de Endgame:

En un mundo habitado por 12 linajes milenarios cada uno de ellos entrena a un joven jugador para que sea capaz de afrontar un acontecimiento catastrófico. Ha llegado el momento. Los 12 jugadores de los 12 linajes responden a La llamada que les llevará a emprender una búsqueda por todo el mundo para encontrar tres llaves antiguas que salvarán su linaje… y el mundo. El JUEGO FINAL ha comenzado. Y sólo uno de los 12 jugadores puede ganar. Los perdedores no sobrevivirán. ¿Te atreves a jugar?




Leyendo esto la gente se ha espantado: ¿JUEGO FINAL? ¿12 LINAJES? ¿QUE LOS PERDEDORES NO SOBREVIVIRÁN? Entonces solo puede ser una copia de nuetra amadísima saga LJDH.

No estoy diciendo que cuando leas una sinopsis no sea lógico que te recuerde a un libro que leiste con anterioridad (LJDH en este caso), es algo inevitable; pero de ahí a calificar un libro que ni has leído de copia, cuando entonces eso convierte también a LJDH en una... me parece ofensivo.

Odio el fenómeno fan y soy muy consciente de que es lo que está ocurriendo con LJDH. Algunos dirán que es una saga que lo merece y otros que están sobrevalorada, yo no me estoy metiendo en este tema y, si leéis mis reseñas, sabréis que me han gustado los libros. Pero creo sinceramente que tengo cabeza y cerebro para usarlos y pensar un poquito e intento hacerlo, tanto es así que leí LJDH pese a que su sinopsis me recordara a Battle Royale y no voy a dejar de leer otros libros porque a los demás les recuerde a LJDH o a cualquier otro libro.

LOS JUEGOS DEL HAMBRE NO ES TAN ORIGINAL COMO ALGUNOS QUIEREN QUE PAREZCA. La originalidad hoy en día en cuanto a libros juveniles es un tanto complicada: no se trata de que sea un libro 100% diferente, casi todo está inventado y hay que asumirlo; se trata de cómo se lleva una trama en concreto: con la enorme cantidad de distopías que hay hoy en día es imposible que las sinospsis no sean similares, pero eso no implica que el desarrollo de las historias sean iguales.

LJDH no es igual que Battle Royale, del mismo modo que estoy segura -pese a no haberlo leído aún- de que Endgame no es igual que LJDH. Ahora resulta que tienen que haber más o menos de 12 clanes porque si no es copia... ¿debería haber puesto 11 para evitar polémicas? ¬¬

Algo similar ocurrió en su día con Crepúsculo, como si Stephenie Meyer hubiese inventado a los licántropos, a los vampiros o al romande de alguna de estas criaturas con humanos, todo libro juvenil publicado después de esta saga se compraba y a veces se calificaba de copia.

Que la gente se empeñe en hacer esto me parece indignante y una falta de capacidad para pensar por uno mismo abrumadora. Lo que está de moda no es único, solo más conocido que otras coasas, eso no implica que sea el primero en su género, el mejor o el más novedoso. Sencillamente son sagas que tuvieron más suerte y por alguna razón -normalmente, por las películas, todo hay que decirlo- se pusieron de moda.

Para finalizar, repito que hasta cierto punto me dan igual las comparaciones, aunque son odiosas también son inevitables. Pero no creo que sea justo ni que demuestre gran criterio el calificar de copia una premisa porque nos recuerde a otra. Leed el libro y ya después judgáis: para opinar hay que saber.

Nos leemos ♥

Editoriales y sagas inacabadas


Esta va a ser una entrada cortita para saber qué es lo que pensáis ^^

A ver, últimamente me he encontrado con un par de blogs que se quejan y despotrican contra editoriales que dejarán de publicar alguna de las sagas que siguen. En primer lugar: por supuesto que nos fastidia cuando una saga deja de publicarse, y en cierto modo es injusto. ¿Pero acaso soy la única que mira más allá de mi interés?

Uno de los casos que he leído es sobre Ediciones B -si no me equivoco-. Al parecer compraron los derechos de una trilogía y la autora y su editorial americana decidieron escribir un libro más. ¿Qué pasó? Pues que si alguna otra editorial quería publicar ese cuarto y último libro, tendría que pagar derechos aparte. En español no debió venderse mucho la trilogía, así que la editorial decidió no comprar, y por tanto, no publicar, el último libro.

No deja de sorprenderme cómo, ante la noticia, todos los comentarios negativos iban dirigidos a la editorial y NINGUNO hacia la autora o la editorial americana. Pero vamos a ver, que aquí el que ha tocado las narices no ha sido el que compró los derechos de una trilogía y encima no obtuvo muchos beneficios, sino el que ha querido ganar más y ha extendido la saga aunque vendió sus derechos como trilogía. 

Yo una cosa que siempre he tenido clara, y más con el paso de los años, es que las editoriales son empresas y que, para sobrevivir, necesitan ganar más dinero del que invierten (vamos, como cualquier otra empresa del mundo XD). Me fastidia más que se pongan precios abusivos a que ocurran casos de este tipo. ¿Por qué?

Una de las cosas que dije a quienes se quejaban de estas sagas inacabadas fue lo siguiente: pedir a una editorial, sea cual sea, que publique un libro a sabiendas de que no se venderá bien para que unos pocos puedan disfrutar de él, sería lo mismo que si la editorial les pidiese a esos pocos que comprasen entre todos la tirada completa de ese libro para obtener beneficios jajaja Absurdo ¿no?

No sé si con este ejemplo queda claro lo que estoy diciendo. Básicamente, cada uno mira por sí mismo: una empresa tiene que ver por su supervivencia y sus ganancias, y por supuesto, un lector se centrará en que todos los libros de una saga estén completos pase lo que pase.

Los casos que a mí sí que me enervan son en aquellos en los que la saga se vende bien y no parece haber ningún problema, pero es que encima la editorial no se justifica (que a fin de cuentas es lo que los lectores más podemos necesitar, que se nos justifique el porqué).

Me hace gracia que con los libros las editoriales son mala malísimas, pero cuando una serie se cancela a la primera, segunda o tercera temporada (y en muchos casos, no tienen un final cerrado o demasiado coherente) nadie se queja tanto. A nadie se le ocurre pensar: ¡deberían grabar una temporada más para nosotros! Pues es lo mismo, en un caso la empresa es de series y en otro de libros, pero ambos están movidos por las mismas, o parecidas, circunstancias; y en ambos casos el fastidiado es el cliente, ya sea el espectador o el lector.

La mayor y mejor diferencia, es que con los libros siempre tendremos la versión original, y si podemos leer en otra lengua, podremos terminarla. Con las series, en cambio, nunca los sabremos. Y oye, la gente no se queja ni despotrica tanto ¿eh?

Así que yo ya os he dado mi opinión, ¿qué pensáis vosotros? Sé que la mayoría no estaréis de acuerdo conmigo, pero me parece necesario que la gente intente ver todos los puntos de vista, y no solo el suyo como afectado

¡Nos leemos! ♥

.:: Debate ::. El Cine y las Adaptaciones Literarias

¡Hola a todos!

Hoy os vengo con una entrada alivia-estrés. Necesito soltar lo que tengo dentro, ¿y qué mejor forma que compartirlo con vosotros? Como bien indica el título de esta entrada, el tema que os traigo es sobre las películas que son en realidad adaptaciones de libros. SI LLEGÁIS HASTA EL FINAL DE LA ENTRADA: ¡OS QUIERO! (SÉ QUE ES MUY LARGA).

Bueno, sé que este es un tema peliagudo -creédme, he vivido las discusiones fanáticas en primera persona y no son divertidas-. No sé de qué grupo sois vosotros, pero por lo que yo he vivido hay varios grupos de lectores muy bien definidos, yo comentaré dos:

1. Está ese grupo ultra fanático que no soporta el más mínimo cambio en las películas de los libros que les gustan. "¡Oh, Dios mío, esto y esto se ha omitido!", "Por favor, menuda mierda de adaptación, ¡no ocurre en ese orden!", "No me fastidies, ¡esto se lo han inventado!"... Y podría seguir así durante toda la entrada, pero os ahorraré el suplicio.
2. Está ese otro grupo que comprende que las adaptaciones son LIBRES, yo me incluyo en este grupo, y lo iré desarrollando más adelante.

Estoy segura de que luego hay gente más neutral, personas que realmente no pertenecen ni al primero ni al segundo, pero que en ocasiones una adaptación le gusta más y en otras menos -como es lógico.

La pregunta del millón: ¿por qué me he decidido a escribir esta entrada? (tened claro que va a ser una entrada larga, tengo mucho que decir). Pues principalmente llega en consecuencia de la adaptación de Cazadores de Sombras, o mejor dicho, por las cosas que se comentan en la sección de críticas de Series.ly. No sabéis la de burradas que he tenido que leer ¬¬

Como ya he dicho, yo pertenezco al segundo grupo. Esto no quiere decir que cuando voy al cine a ver una película de un libro que ya he leído, no vaya con miedo; que no sea algo más crítica de lo que sería si no me lo hubiese leído; o que me guste más o menos dependiendo de cuáles sean los cambios efectuados.

Pero es que para mí no se trata de que sea una adaptación exacta al libro, no quiero ver una película calcada. Quiero ver representada en la gran pantalla una historia similar a la que yo he leído, cuya esencia se mantenga junto a los personajes que descubrí en ciertas páginas de algunos libros, quiero ver cómo desarrollan algunas escenas, cómo las interpretan los actores y sí, también qué cambios me encuentro. ¡Qué demonios! ¿Por qué no? ¿Soy la única que se aburriría terriblemente si supiese todo lo que va a ocurrir en cada segundo de una película? Necesito una ligera variación, no tiene por qué ser importante ni enorme, solo algún detalle que aporte frescura a una historia que ya me he leído. Lo que tengo claro es que si quisiera una historia exacta no me vería la película, ME RELEERÍA EL LIBRO. 

Para desarrollar este tema me voy a centrar en un par de películas en concreto. En primer lugar, en Cazadores de Sombras, y en segundo lugar, en Percy Jackson y el Ladrón del Rayo

QUÉ NECESITA UNA BUENA ADAPTACIÓN (para mí):
1. En primer lugar, como ya he dicho, la esencia de la historia ha de estar ahí. La trama principal no debe ser alterada. ¿Cuál podría ser la finalidad de alterarla? Si no te gusta la historia principal, no te gusta el libro, y por tanto, no deberías adaptarla.
2. Los personajes: Deben estar representados lo mejor posible. Todos nos encariñamos con algunos personajes, llegan a ser personas a las que comprendemos, y muchas veces su carácter y personalidad es necesario para comprender ciertos sucesos.
3. Las omisiones y cambios: Son necesarios, no todo puede meterse en una película de un par de horas, pero tienen que seleccionarse con cuidado. Cuando se omite algo vital para la historia, se cambia la trama principal, y eso no mola.
4. Creación de acontecimientos nuevos: Son necesarios para que un espectador comprenda de forma sencilla ciertas cosas o para ahorrar tiempo, o sencillamente si el director así lo desea (¿Algún problema?)
5. Una persona que no haya leído el libro ha de poder comprender todo lo que se cuenta en la película sin necesidad de hacer preguntas a los que sí han leído el libro en cuestión.

¿Creéis que me equivoco en algún punto?

Desarrollemos cada uno siguiendo las películas mencionadas:

*A partir de aquí hay algún spoiler de los libros y películas de CdS y Percy Jackson, si lo leéis por mí genial, pero si no los habéis leído/visto, no me hago cargo, he avisado :D*

PUNTO 1:
En CdS NO se altera en ningún momento la trama principal de la historia, y quien diga lo contrario no se ha leído los libros. Sí, hacen spoilers; sí, cambian el orden cronológico de la historia; y sí, también añaden cosas nuevas, pero EN NINGÚN MOMENTO se altera la historia principal.

En Percy Jackson... jajaja Todavía no he hablado de esta película en el blog (que lo haré pronto), pero me defraudó como adaptación -aunque no como película-. En este caso la trama principal se ve alterada de forma brutal: No se habla de Cronos, que es el malo maloso de la historia, y en cambio se le encasqueta todo el marrón a Hades ¬¬

Ese, amigos míos, es un ejemplo de lo que yo llamo: cambiar la trama como te viene en gana.

PUNTO 2:
Yo soy de las que piensa que en CdS no todos los personajes han conseguido plasmarse tal y como son. Isabelle me parece excesivamente amable, por ejemplo. Pero por lo general entiendo la razón: se van a hacer más películas, y en esta han decidido centrarse en el trío protagonista. Simon está logradísimo, y Clary más o menos también. Aunque es cierto que la complejidad de los sentimientos de Jace por su padre no los hemos visto... ¿cómo pretendéis que consigan adaptar 500 páginas de libro en dos horas de película sin hacer concesiones? Por lo general los personajes son bastante aceptables, creo que han hecho un buen trabajo. Y Alec, aunque sale poco, está bien interpretado.

En Percy Jackson los cambian de arriba abajo. Para empezar los chavales no tienen 12 años ni por el forro, creo que han decidido cambiar a los estudiantes de primaria por estudiantes de secundaria. Cosa que no me importaría tanto (visualmente queda mejor una aventura de adolescentes que de críos, para qué engañarnos) si no fuese porque sus personalidades son completamente opuestas. En primer lugar, Percy... parece que sabe lo que se hace en todo momento: no siente miedo ni dudas. Es un héroe desde el primero momento de la película, y eso ya de por sí cambia al personaje por completo. En segundo lugar, Annabeth. No es tan socarrona con Percy, ni tan sabionda. En ningún momento se deja ver que sea una chica inteligente digna de ser la hija de Atenea. Un fiasco, vamos. ¿Y qué es ese flirteo entre los dos? Y por último, el personaje que más ha cambiado de todos: Grover. En el libro es un chico tímido e inseguro, que quiere cumplir un sueño que probablemente le queda grande. ¿En la película? Nos encontramos con un sátiro gamberro y ligón, seguro de sí mismo en todo momento, luchador y hábil. Vamos, un Grover 100% nuevo.

De nuevo, un perfecto ejemplo de lo que es no mantener a los personajes originales.

PUNTO 3:
En CdS encontramos todo tipo de cosas: omisiones, spoilers, alteraciones... Ninguna -excepto algún que otro spoiler completamente innecesario- me pareció algo por lo que echarse las manos en la cabeza. En Series.ly me topé con gente que se quejaba de que el recital de poesía salía antes que el Pandemónium cuando en el libro era al revés (¬¬ venga ya), de que no salía Iglesia (a mí también me hubiese gustado verle, pero vamos, que no es que me vaya la vida en ello), que Clary lanza el cuchillo a Luke en lugar de Alaric, etc, etc, etc.
Resumiendo, me topé con gente que se queja por todo. 
Creo que deberíamos tener en cuenta que transmitir ciertas cosas a través de la pantalla, con presupuesto y tiempo limitado, es imposible sin realizar ciertos cambios y alteraciones de las cuales solo se sorprenderá un lector de la saga. ¿Que te pilla por sorpresa cuando lo ves? Sí. ¿Que te cambia la trama principal por ello? No. 
Es cierto que no se tratan ciertos temas sobre los que todos queríamos oír: Alacante e Idris y los Parabatai entre otras cosas. Pero esas son cosas que se pueden explicar perfectamente en una segunda película. En esta, con todo lo que había que explicar en tan poco tiempo (recuerdo, 500 páginas de libro) hubiera resultado en un agobio de información.

En Percy Jackson hay enooormes variaciones. Muy evidentes. La mayoría me parecen aceptables si tenemos en cuenta que es una adaptación: la forma en la que tratan el tema de las perlas, que recordemos en el libro se las da una nereida a Percy mientras que en la película la trama principal es encontrar las tres perlas manteniendo algunos lugares que recorren en su aventura, me parece que fue una buena salida al paso. Repito que es imposible, y yo al menos soy consciente de ello, que se incluya todo en una película, cambios de este tipo me parecen justificados totalmente.
Ahora bien, omitir a Cronos, a Ades y demás... Buff. Como ya he dicho esa me parece una catástrofe pues es una omisión de algo vital para la historia. 

Sé que en realidad el cambio de Percy Jackson no afecta a los no lectores, pero un ejemplo que a mí me parece perfecto es el siguiente: ¿Hubiese estado bien que Voldemor no hubiese aparecido hasta la segunda o tercera película? Pues no. Da igual que en la segunda se introdujese el personaje, si sale el malo maloso en la primera, pues en la película tiene que salir. Antes se omiten otras cosas o se acortan las escenas, digo yo.

PUNTO 4:
Creo que está muy relacionado con el 3, así que no me extenderé mucho. Como ejemplo pondré una escena de cada película:
En CdS Clary ve una runa, está obsesionada con ella -cosa que no pasa en el libro- y luego resulta que es un tema relacionado con su memoria y con Magnus Bane. Al parecer esto es algo que ha escandalizado a muchos fans de los libros. Para mí no es más que un método muy útil de introducir todo este tema de forma corta y sencilla en una película. 
No me pareció un añadido digno de una crucifixión.

En Percy Jackson se inventan una escena completa en el Partenón de Nashville. Digo lo mismo que con CdS, es un añadido que, aunque resulte chocante para los lectores, está ahí por una razón -en este caso es por las dichosas perlas-. Nos guste más o menos, no es algo sacado de la manga porque al director se le haya ido la olla.

PUNTO 5:
Y ya con esto termino, a mí me parece un punto vital en una adaptación.
De Percy Jackson no he leído nada como adaptación -aparte de que es malísima XD-, pero de CdS sí, y sinceramente creo que está siendo injustamente criticada.
Pese a los cambios y las alteraciones cronológicas, aquellas personas que van a ver la película sin saber nada de la historia, se enteran de todo. En la película se da la información necesaria para entender lo que se ve en la película. Las cosas que no se han mencionado -como Idris, por ejemplo- no son un problema, porque como no se han mencionado no han de ser entendidas. Así de simple.
Y que conste que fui a verla con personas que no tenía ni repajolera ide de lo que trataba las historia y salieron encantados.

Como ejemplo para este punto podré Los Juegos del Hambre, adaptación que no ha sido tan duramente juzgada -y en la que también salen cosas de los próximos libros, menos, pero salen-. En esa película SÍ que hubo confusión. Había cosas que si te habías leído el libro comprendías, pero yo me pasé la película entera explicándole ciertos asuntos a mi acompañante, que no se lo había leído.
Para mí, guste más o menos a los lectores, si en una adaptación salen más cosas pero no se entiende la historia, es un fracaso.
Y que conste, que a mí me decepcionó un poco LJDH en particular. La escasez de sangre fue un factor importante, así como las penalidades que sufre Katniss en el libro -y en la película parece que lo tiene todo chupado-.





Sé que esta ha sido una entrada muy larga, si habéis llegado hasta aquí os doy las gracias y un besazo enorme. Si queréis comentar, criticar o decir algo, no dudéis en hacerlo. Sé que se me han quedado muchas cosas en el tintero, pero no puedo machacaros más por hoy, no soy tan cruel :P


Ediciones Kiwi tocando la moral

Buenos días, ahora os traigo una entrada desde el mosqueo y la irritación que me ha provocado entrar en Facebook y encontrarme con un mensajito de Ediciones Kiwi que me ha dejado alucinada. Por si no lo habéis visto, os hago un copia pega del mensaje que han publicado en su tablón:
¡Feliz día del Libro para todos nuestros Kiwis (o Sant Jordi para nuestros Kiwis catalanes)! Esperamos que hoy más que nunca penséis en todos esos libros que tenéis tantas ganas de leer. Nosotros queremos iniciar este día tan especial para los libros con un COMUNICADO OFICIAL.

"Queridos amigos,

Después de casi dos años en funcionamiento, en Ediciones Kiwi hemos decidido dar un paso adelante para favorecer el crecimiento y la mejora de la distribución de nuestras novedades con la firme intención de llegar a todos nuestros lectores de la forma más rápida y eficiente posible.

Por esto mismo, y debido al aumento de librerías que se ponen en contacto con nosotros tras recibir un pedido por vuestra parte de alguno de nuestros títulos, y tras realizar un estudio que ha demostrado que, por encima del precio, nuestros lectores prefieren la comodidad y accesibilidad a la hora de conseguir uno de nuestros títulos, hemos decidido traspasar la distribución de nuestro fondo editorial y nuestras novedades editoriales a una distribuidora de ámbito Nacional con una larga trayectoria en la distribución de libros.

El cambio provocará, por un lado, que a partir de ahora podáis encontrar nuestros títulos en las grandes cadenas de venta de libros (Fnac, Casa del Libro, El corte inglés) además de en todas las librerías de España ya sea en la tienda física o en sus tiendas de venta online, y por otro lado, que el precio de nuestros libros deje de ser el valor económico que han tenido hasta ahora, para pasar a tener un coste de mercado, debido al aumento del coste de distribución.

Esperamos que el cambio sea para mejor y todos nuestros lectores queden satisfechos con el mismo.

Gracias a todos por ayudarnos a mejorar y crecer como editorial.

Atentamente,

Dirección de Ediciones Kiwi"
Puede que sea la única a la que esta noticia le toca los c***nes, pero como no he podido evitar comentar en Facebook en cuanto lo he visto, esto me parece de lo más ruin que podía hacer una editorial que siempre se ha jactado de que su prioridad era tener libros económicos que llegasen a todos.

Vale, para empezar he marcado dos cosas en el texto: 
por encima del precio, nuestros lectores prefieren la comodidad y accesibilidad
¿Soy la única a la que esto le parece una chorrada más grande que una casa? ¿Soy yo la única tacaña que opina que tener que reservar en las librerías los libros que quieres comprar, o tener que comprarlos mediante la web (teniendo en cuenta que te da la opción de pago a través de banco, así que la excusa de "no me atrevo a comprar por internet" no es válida) es un pago mínimo a pagar por precios baratos con gastos de envío gratis (a menos que te quieras costear tú un envío más veloz)?

Sinceramente, por parte de la editorial esta me ha resultado una excusa pobre e indignarte. Que encima ahora las editoriales nos utilices a nosotros los lectores, ¡los que no dejamos de quejarnos de los abusivos precios que tienen las editoriales españolas!, me parece ligeramente insultante.

¿Acaso para las editoriales tenemos cara de tontos? Y lo peor es que ahora mismo, tras haber leído la noticia, habrá unas cuantas personas dando saltitos de alegría porque ¡los libros de Kiwi estarán en las librerías nada más publicarse! ¡Yuju! ¿Que cuestan 15-20€? ¡Que más da! ¬¬
el precio de nuestros libros deje de ser el valor económico que han tenido hasta ahora, para pasar a tener un coste de mercado
Lo otro que he remarcado en el texto es LA SUTIL forma en que nos comunican que subirán los precios. Tontos no son, o intentan no serlo: si os fijáis bien en ese párrafo, os daréis cuenta de que el aviso de esta inevitable subida de precios se da así como quien no quiere la cosa, justo tras el anuncio de que ¡podrás encontrar sus libros en el Fnac, Casa del Libro o el El corte inglés! Y es que... ¡¿qué importan los precios si puedes encontrar los libros en el Fnac, Casa del Libro o el El corte inglés?!

Esto ya lo he comentado en Facebook, pero lo repetiré aquí, y no me da ningún apuro decirlo: Las editoriales son un negocio y aunque haya gente que esto no lo comprenda, yo no soy una de ella (también he de decir que eso no quita para que si veo que en inglés es más barato me lo compre en inglés, la editorial es un negocio, pero yo no soy millonaria). Ahora bien, por muy negocio que sea hay formas y formas, y ahora mismo tenemos un ejemplo bien fresquito:

La editorial Oz es nueva, con precios (creo) del mercado (léase caros, mínimo 18€). Pero cuando empezó no intentó fingir ser una cosa, tener unos propósitos, y acabar siendo otra.

La editorial Kiwi, por el contrario, sí. No sé dónde tengo los mensaje, tal vez se puedan encontrar en facebook (pero ahora mismo no tengo tiempo, si eso ya editaré la entrada más tarde y lo añadiré si lo encuentro), pero recuerdo que cuando la editorial Kiwi se estaba presentando por la blogsfera decía algo así como "Lo que nos importa es tener precios asequibles y libros de buena calidad para llegar a todo el mundo y que no tengan que pagar más por menos" (no es literal). Insistian en que no querían distribuidoras, DIJERON que eso les ayudaría sobremanera a prosperar como editorial pero que PREFERÍAN tener buenos precios con buenos libros.

Bien, mis ex-amigos de Kiwi, adiós. Esta es nuestra despedida.

Si lo que queríais era tener nombre para empezar a vender a precio de mercado, sois libres de hacerlo. Yo no os lo puedo impedir. Pero tengo claro que no compraré más libros vuestros que no sean originalmente en español (y estos solo los compraré solo si tengo muchas ganas al libro).

Ya me tratan por tonta suficientes editoriales como para que vosotros ahora vengáis, me robéis y encima digáis que lo hacéis por mi confort. NO. GRACIAS.

¿Reseñas negativas?

Como ya comenté, últimamente he tenido problemas con el ordenador y por eso no he podido actualizar mucho ni pasarme por los blogs que sigo. Una noche, cuando al fin volvía a tener ordenador, me puse a cotillear las últimas entradas de algunos de los blogs y me encontré con una muy interesante que publicó Nina en su blog Rapsodia Literaria

Gracias a esta entrada me enteré de  una polémica ocurrida alrededor de la reseña de una bloggera sobre el libro La Selección de Kiera Cass. Podéis leer aquí la reseña en inglés. Al parecer, la reseña no fue del agrado de la autora ni de la editorial, y estos comenzaron a insultar a la bloggera mediante páginas web sociales. No me voy a poner a traduciros absolutamente todo lo que ocurrió, en esta entrada escrita por la bloggera en cuestión, ella misma nos explica detalladamante todo lo ocurrido. Si sabéis algo de inglés y os interesa, os recomiendo que os paséis.

Entre una cosa y otra he ido descubriendo otros casos similares y he leído comentarios de autores de libros que yo he visto por ahí, que me han llamado la atención o que me he fijado en ellos por razones X. Sus comentarios me han parecido en la mayoría de los cosas, una vergüenza.

Y de ahí surge esta entrada. ¿Hasta dónde podemos llegar?

Desde que creé este blog, un espacio en el que quería dar mi opinión sobre las cosas que me gustan, dejé bien claro que si un libro no me gustaba, lo iba a decir sin ningún problema. Las opiniones, positivas o negativas, se pueden expresar de forma educada y razonada.

He leído la polémica reseña de La Selección, y si bien es bastante irónica y directa, no me parece que le falte el respeto a la autora en ningún momento. Así como tampoco les dice a sus lectores que no se lean el libro.

Si un libro no te gusta, si te lo terminas pero te parece un bodrio enorme, o si directamente no puedes ni soportar llegar a finalizar con la lectura... ¿hemos llegado a un punto en el que no podemos ni expresar nuestra opinión?

Está claro que las reseñas pueden tener un gran peso en los lectores, son muchos los que se dejan guiar por nuestras opiniones, pero estamos en nuestro derecho a expresarnos. ¿Acaso tenemos que hablar positivamente de todos y cada uno de los libros que nos leemos para agradar a autores y editoriales? Sé que hay quienes lo hacen, y cada uno es libre de actuar como le viene en gana, pero... ¿os parece normal que una bloggera tenga que sufrir el acoso de autores y lectores anónimos por expresar su opinión?

Está claro que para un autor no tiene que ser muy agradable encontrarse con reseñas negativas, y a las editoriales les combiene que las reseñas conocidas sean las positivas... pero ¿justifica esto esta clase de comportamientos?

Dudo mucho que a ninguno de los que tenemos un blog nos guste tener que publicar una reseña negativa, y sobre todo cuando es una negativa rotunda. Todos hemos leído y reseñado libros que nos han parecido una basura, de esos libros que no recomendaríamos ni a nuestro peor enemigo, y de cualquier manera escribimos una reseña intentando que la gente comprenda el por qué de nuestro disgusto y que, los que leen nuestra opinion, decidan si les interesa o no leerlo.

¿Está justificado que un autor llame puta a una bloggera porque su libro no le haya gustado? Mi respuesta es un NO rotundo, y espero sinceramente que la gran mayoría de la gente opine igual que yo. Pero al parecer, y viendo la de polémicas de este estilo que se pueden encontrar si te paras a buscar, parece que muchos autores no opinan de la misma manera.

Talento, Libros y Debate

Antes de contaros de qué va esta entrada, me ha parecido oportuno daros una breve explicación: si habéis leído el apartado «Sobre mí» del blog, sabréis que estoy estudiando Filología Hispánica. Como muchos des los que andan por la blogsfera, imagino. Lo que ocurre es que yo tengo dos horas de viaje diarias hasta llegar a mi universidad, por lo que suelo llevarme libros. Él otro día tuve una «conversación» civilizada (o no tanto) con una compañera, y antes, recordándolo no he podido evitar escribir lo siguiente para desahogarme. Se me ha ocurrido publicarlo en el blog y que todo el mundo de su opinión al respecto, ya que creo que es un tema que nos incumbe a todos:



Me gusta empezar archivos nuevos, un documento en blanco y observar cómo las líneas que escribo van llenando el folio… me gusta escribir pero no tengo talento (u.u). Y aquí es donde empezamos con el primer dilema ¿qué es el talento? Nunca he mirado la definición en un diccionario, pera para mí el talento es… muchas cosas. El conjunto de esas tantas cosas. El talento a la hora de escribir creo que es difícil de definir. Para algunos es saber contar las cosas de una manera rebuscada y que se note que tienes conocimiento de la lengua; para otras en cambio es saber contar algo de forma sencilla (o no) que te atrape, te conmueva o te provoque algún sentimiento. 

¿Entre estos dos grupos quién tiene razón y quién no? Yo tengo mi propia opinión y lo veo tan claro como el agua, pero tal vez los demás no estén de acuerdo conmigo ;) Antes de seguir, tengo que aclarar que me gusta leer mucho y de todo. No soy la clase de persona que dice: «A mí no me gusta el género negro», «Los libros juveniles son basura», etc. Dudo mucho que un libro sea su género. Si lees uno, dos, tres, ¡cincuenta! libros de novela negra, por ejemplo, puede que no te guste ninguno, pero si sigues, tal vez solo leyendo uno más, o tal vez treinta, probablemente te encuentres con uno que te haga pensar: «Ha merecido la pena», porque después de todo, tras un género, hay un libro y tras un libro hay un autor. No todos los autores son buenos ni todos son malos, al igual que un autor que haya escrito ochenta novelas no tiene por qué tener ochenta obras maestras, puede que solo tenga una, o diez…

Me estoy enrollando, ¿verdad? Os preguntaréis, ¿a dónde quiere llegar esta tía? Pues lo que estoy tratando de decir es que lo importante de un libro no es su género, ni  lo que cuenta, ni cómo lo cuenta, ni las críticas que haya recibido o que recibirá, ni las opiniones que dé la gente de él, ¿entonces, qué es? Pues, sencillamente, lo que tú creas que es. 

La gente ve el mundo de maneras muy distintas, «para gustos están los colores», dicen. Una persona mira a otra y piensa: «¡Qué guapo!» o «Me gustan sus ojos» pero la de al lado pude estar pensando todo lo contrario, porque no todos vemos el mundo de la misma manera y no a todos nos gustan las mismas cosas. ¿Entonces quién tiene derecho de juzgar si un libro es bueno o es malo?

Antes de que nadie empiece a decir nada y a soltar barbaridades, sí, lo sé. Hay ciertas pautas para criticar un libro y su contenido, para eso existen los críticos ¿no? Pero ¿quiere esto decir que ese libro, el que todos esos críticos afamados denominan «obra maestra» lo comprará una persona y luego otra y otra más al pasar frente a una librería y le gustará? ¿Se sentirá conmovida por lo que cuenta? ¿Identificada tal vez? ¿Le aburrirá?

Una cosa de la que me di cuenta cuando cursaba primer año de Filología Hispánica es que a muchos lectores no les importa que el libro en cuestión sea un bodrio, que sea imposible de entender y no haya por dónde pillarlo. Nada de eso importa siempre y cuando esté escrito de forma intachable, con unas oraciones complejas y trabajadas. Y sí, eso tiene mérito… en cierta medida.

A mí personalmente no me sirve de nada un libro cuya historia sea fantástica y esté escrito de forma horrorosa, ya que no lo disfruto. Pero igualmente, tampoco disfruto un libro que esté escrito correctamente y de forma espléndida si no me llega.

Entonces ¿qué es el talento en lo referente a la escritura? Yo no lo sé, y de verdad, me gustaría que alguien me lo dijese…


Tal vez penséis que estoy exagerando, pero es que, cuando te pasas todos los días escuchando a tus profesores decir que si X libro es una mierda, que si la literatura de hoy en día no es literatura ni es nada, y luego te das cuenta de que muchos de tus compañeros piensan igual... acaba cansando. En serio.

Instagram