Reviews

Últimas reseñas The two gentlemen of Altona 1, Lisa Henry & J.A. Rock A thief in the light 1, Jaime Samms Blame it on the mistletoe + Fielding's Fa-la-la, Eli Easton La canción del cuervo. Ravensong 2, T.J. Klune Facing West 1, Lucy Lennox A kaleidoscope of butterflies, Christina lee Silk & Steel 1, Ariana Nash Honeythorn, Marina Vivancos
Mostrando entradas con la etiqueta Ruta Sepetys. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ruta Sepetys. Mostrar todas las entradas

Reseña | El color de los sueños

martes, 12 de noviembre de 2013
El color de los sueños, Ruta Sepetys
TÍTULO: El color de los sueños
AUTORA: Ruta Sepetys
GÉNERO: Juvenil, Histórica
EDITORIAL: Maeva
PÁGINAS: 316
¡CÓMPRALO YA!
Nueva Orleans, 1943. Josie, una niña de diez años, acompaña a su madre Louise, a ver a Willie, la dueña del burdel más famoso de la ciudad, para que vuelva a darle trabajo. Willie siente una simpatía inmediata por Josie y le concede una nueva oportunidad a su madre. Siete años más tarde, gracias a Willie, Josie ha conseguido trabajo en una librería en cuya trastienda vive para mantenerse apartada de Louise todo lo posible. A cambio, echa una mano limpiando en el burdel y ayuda a Willie con las cuentas, pues se ha convertido en una de sus personas de confianza. Pero Josie sueña con una vida mejor. Se hace amiga de Charlotte, una chica de buena familia que está de visita en la ciudad, y empieza a albergar el ferviente deseo de abandonar Nueva Orleans e ingresar en la universidad. Aunque ese futuro parece estar muy por encima de sus posibilidades, hará lo posible, con todo su esfuerzo y la ayuda de sus amigos, por cumplir su sueño.

Leyendo | Las Tejedoras de Destinos / Pero a tu Lado / El Color de los Sueños

jueves, 31 de octubre de 2013
¡Buenas tardes!

Hoy os traigo una sección rapidita en la que os habla de los libros que estoy leyendo ahora mismo =)



Inútil. Torpe. Las demás chicas lo susurran a sus es­paldas. Pero la joven de dieciséis años Adelice Lewys tiene un secreto: sus er­rores son intencionados.

Dotada de una habilidad fuera de lo común para tejer el tiempo, Adelice es exactamente lo que la Corporación está buscando, y en Arras ser elegida tejedora es lo máximo a lo que una joven puede aspirar. Ser hilandera significa privi­legios, riqueza y belleza eterna. Pero no solo eso, también significa tener la facultad de bordar la esencia de la vida. Pero para ello hay que pagar un precio que Adelice no está dispuesta a asumir, puesto que deberá controlar absoluta­mente todo lo que las personas son: lo que comen, dónde viven, cuántos hijos tienen… Así que está decidida a fallar en las pruebas para ser hilandera, pero en su último examen sus dedos resba­lan, el telar reacciona a su don… y la Corporación la identifica. A partir de ese momento, Adelice dejará de tener control sobre su vida y pasará a conver­tirse en un instrumento más de la omnipresente Corporación. Sin embargo, una vez dentro, el poder de Adelice irá creciendo mientras aprende a manejar su don y a decidir en quién confiar, a quién vigilar… y a quién amar.