Reviews

Últimas reseñas El Sr. Jaguar, K.A. Merikan Amor con condiciones 2, Laura Lee Guhrke La distancia entre tú y yo, Kasie West The wall of Winnipeg and me, Mariana Zapata El mestizo 1, Kasia Bacon El vizconde que me amó 2, Julia Quinn Magic bites 1, Ilona Andrews Escorted 1, Claire Kent

Book Tag | ¿Esto o esto?

Book Tag | ¿Esto o esto?

¡Buenos días! ♥

Hoy me he propuesto retomar una sección que antaño estaba muy de moda en blogger pero que, ante la presencia de BookTube, como que se ha ido perdiendo: los Book Tags. En su día yo los hacía también en formato vídeo, pero hace mucho ya que cerré el canal por falta de ganas e interés en ese mundo (sinceramente, el ambiente de BookTube empezó muy bien pero pronto se convirtió en amiguismos y postureo que me cansó; si bien hay canales americanos que veo de forma regular, no sigo en absoluto el BookTube hispano). Así que he decidido traer de nuevo algunos Tags clásicos, de esos que si lleváis un tiempo por estos lares seguro que conocéis. ¿Preparados?

1. Audio libro o libro físico
Libro físico.
Nunca he sido fan de los audio libros porque me sacaban de la lectura y no los terminaba por disfrutar. Tengo entendido que con los años han evolucionado muchísimo, y he recibido varias recomendaciones y comentarios positivos... pero como que no termina de convencerme la idea. Creo que me quedaría dormida o me perdería la mitad de la historia mientras hago otras cosas.

2. Tapa dura o tapa blanda
Tapa dura para coleccionar, tapa blanda para leer.
A mí no me cabe duda: todos adoramos una buena edición en tapa dura con sobrecubierta, pero no son cómodas; y cuanto más gordo el libro, peor. ¿Que me voy a comprar una edición para exibirla en mi estantería porque es un libro que adoro? Elegiré la de tapa dura, la edición grande y pesada llena de detalles y adornos. Pero si lo que quiero es comprar un libro para trastear con él, leerlo y releerlo con el simple propósito de disfrutar la historia... hay ediciones en tapa blanda muy cuidadas y bonitas, que no solo rebajan el precio sino que hacen más cómoda la lectura.

3. Ficción o no ficción
Ficción.
No soy una persona de no ficción, la verdad. Sencillamente no va mucho conmigo. Supongo que hay de todo en la viña del señor, y se trata más de coger el libro correcto de cada género, porque todos podemos disfrutar un poco de todo si elegimos adecuadamente, pero admito que la temática de no ficción la suelo pasar de largo en librerías físicas y online.

4. Fantasía o real
Lo cierto es que me es indiferente.
Si tuviese que elegir entre fantasía o ciencia ficción, que sos opciones más concretas, podría elegir una sobre la otra aunque ambas me gusten. Pero estas dos opciones... Pues dependerá del género, por ejemplo, y de lo que me apetezca en el momento. En romántica tiendo a escoger más ambientaciones reales, aunque adoro el subgénero paranormal también; mientras que si estamos hablando de libros de acción o aventuras, probablemente tienda a elegir fantasía sobre contextos reales.

5. Harry Potter o Crepúsculo
Harry Potter sin ninguna duda.
No apoyo el movimiento anti-Crepúsculo que impera en la actualidad, me parece que es  falsedad e hipocresía por parte de la inmensa mayoría, pero Harry Potter es algo atemporal para mí: marcó mi infancia y aún a día de hoy sigo disfrutando enormemente de los libros y de las películas. Creo que cuenta una historia para todas las épocas y edades, mientrasque Crepúsculo no.
La saga de Meyer me marcó muchísimo, me reconectó con el ansia de leer en una época en la que estaba rodeada de lecturas aburridas y obligatorias, y esta saga me recordó algo que había olvidado: leyendo podías conocer personajes e historias cautivadores que te hiciesen soñar con lugares y fantasías increíbles. Y eso no se puede desechar y pisotear como si nunca hubiese existido.
Cierto es que si leyese esta saga a día de hoy le encontraría muchísimas más faltas de las que le encontré en su día, pero puedo decir lo mismo de infinidad de libros, nuestros gustos cambian y nos volvemos más exigentes.

Book Tag | ¿Esto o esto?
6. Kindle o iPad
Kindle.
Para emepzar por que no tengo iPad, y luego porque para leer en digital siempre voy a preferir un lector adaptado a la lectura, con un brillo menos intenso y habilitado para evitar cansar la vista. Ahora mismo, por ejemplo, he sustituido mi viejo Kindle 4 por el nuevo Kindle Paperwhite, en su día no me convencía que tuviese luz, pero es cierto que no se parece en nada al brillo de la pantalla de una tablet, de un móvil o de un ordenador. Es una luz de espectro azul regulable, que no cansa la vista y evita que dependas de una lámpara.
Paso muchísimas horas delante de dispositivos electrónicos, principalmente con el móvil y el portátil, así que cuando me compré un aparato para poder leer ebooks tenía claro que no quería que fuese una tablet, para poder darle algo de descanso a mi vista mientras leía.

7. Libro prestado o comprado
Comprado. ¿Dónde está la duda?
Nunca entenderé esta pregunta. ¿Quién prefiere libros prestados?
Yo misma hago mucho uso de préstamos en la biblioteca, porque no siempre me sobra el dinero para andar comprando libros... pero por preferir, evidentemente, preferiré que el libro me pertenezca.

8. Librerías u online
Online.
Lo sé, soy una hereje, pero no voy a mentir. Me encanta ir a una librería física y trastear las estanterías, me cogería un ejemlar de cada una, los metería en una cesta y los compraría todos. Pero desde hace varios años ya compro principalmente por internet.
No solo por las ofertas mucho más interesantes que puedes encontrar al comprar online, podría vivir sin ofertas y seguiría comprando libros... La razón principal es que he llegado a la conclusión de que es más fácil encontrar libros nuevos y desconocidos en internet que en la librería, donde exponen mayormente las novedades y títulos antiguos de autores muy conocidos. En una librería no te van a poner apenas autores noveles, autopublicados o, en general, libros que no se vayan a vender con relativa facilidad. Porque el mercado literario está bastante resentido y las librerías dependen de las ventas de las grandes editoriales.
En tiendas online, en cambio, puedes pasarte horas y horas navegando el catálogo y además de los superventas que tienes en la librería, también encontrarás cosas menos conocidas que oye, puede que te gusten más que las novedades de las principales editoriales. 
Sin contar, encima, que leo mucho en inglés, y que la mayoría de librerías físicas te meten un recargo en los libros en otros idiomas... por lo que no merece mucho la pena comprarlos ahí.

9. Sagas o libros auto-conclusivos
Sagas.
A todos nos gusta leer libros independientes de vez en cuando, a veces es casi algo necesario para desconectar de tanta saga y tanto cliffhanger... Pero me declaro fan incondicional de las sagas.
Si una historia me gusta... ¿por qué conformarme con un solo libro? En la fantasía, por ejemplo, me encantan las sagas porque permite al autor profundizar mucho más en el universo imaginario que crea y las historias tienen más chica. Eso sí, odio que se alarguen sagas que se venden bien por el mero hecho de vender, cuando la historia no da para más. Tampoco hay que pasarse.
En la romántica, por otro lado, la gente se suele asustar cuando ve tropecientos libros en una saga, y en cambio yo empiezo a salviar encantada. Porque son sagas con libros independientes que, para qué mentir, me dan la vida. Si una autora me gusta y escribe un libro con unos personajes y un contexto que me convence... es normal que quiera más. ¿Qué más me dará leer otro libro suyo con personajes totalmente nuevos, que seguir con ese contexto que me ha cautivado mientras descubro la historia de personajes que antes eran secundarios y ahora son protagonistas?
Para mí ahí todos salimos ganando.
Sí, me encantan las sagas. Unpopular opinion.

10. Largos o cortos.
¿Qué es largo y qué es corto?
Voy a decir cortos, como una longitud aproximada de hasta 400 páginas. Y a partir de ahí ya lo contamos como largo. En general es cierto que prefiero leer dos libros de 400 páginas que uno de 800, pero porque me canso muy rápido de leer sobre lo mismo. No suelo ni leer dos libros de la misma saga seguidos (aunque el mes pasado me leí cuatro de una saga del tirón, próximamente os traigo las reseñas, esa saga me enamoró. Fue un caso totalmente aislado).
Pero esto no implica que no lea libros largos por el mero hecho de ser largos. Si las 800 páginas son interesantes, pasan cosas y no es purito relleno... olé.

11. Romance o de ficción
Depende cuándo me preguntes.
Entiendo que de ficción quiere decir otros géneros que no son romántica, como puede ser fantasía, aventuras, ciencia ficción, novela negra... Y sencillamente, para mí, es una cuestión de temporadas.
Ahora mismo, por ejemplo, estoy a full con la romántica. Es lo que me apetece leer y no me voy a cortar. No estoy en un momento en el que me apetezca leer fantasía, aunque me encante y tenga algunas cosas muy interesantes pendientes; pero es posible que a finales de mes no pueda ni ver la romántica, y esté de lleno con otra cosa.

12. En la manta o tomando el sol
En la manta.
Suelo leer en casa, en el sofá. Vivo en el norte, no tengo muchos momentos en casa en los que me pueda salir al balcón con una taza de café a tomar el sol mientras leo... así que supongo que también es cuestión de posibilidades.

13. Chocolate o café
Últimemente café.
Antes no era muy dada a beber café, pero le he ido cogiendo el gusto este último año.

14. Lees opiniones o decides por ti
¿Ambas? Diría que una no quita otra.
Personalmente, leo muchas reseñas y aunque sean positivas o negativas me suelo mantener en mis trece: si quiero leerlo porque me llama la atención, lo leeré y ya decidiré yo después. En pocas ocasiones se me han quitado las ganas de leer algo que me llamaba la atención. Puede pasar si las opiniones negativas son muy habituales y lo que comentan es algo muy concreto...
Lo que sí que es cierto es que, cuando voy a leer en breve un libro, evito leer reseñas. Es decir, si me compro hoy un libro con intención de leerlo la semana que viene, o si me llega un envío editorial o cosas así, trato de no leer ninguna reseña más. Prefiero tener la mente lo más vacía posible de opiniones externas en ese momento.

¿Y vosotros?

¡Nos leemos! ♥

7 comentarios

  1. Hola
    Me ha gustado el book tag, coincidimos en muchas cosas, aunque yo prefiera comprar en librerías, aunque sí es verdad que algunos libros resulta mucho más fácil comprarlos en internet
    Besos
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  2. Hola me ha gustado el tag y coincido contigo me gusta comprar por internet ya que es más fácil encontrar el libro que uno quiere en mi caso que soy de México aquí tarda en llegar libros de escritores españoles si es que llegan así que es más fácil comprarlos por Internet ya sea en Amazon o casa del libro. Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Yo también prefiero ficción y en cuanto a los audio libros lo siento pero tampoco van conmigo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. Me gusta. Le voy a sacar el tiempo para leerlo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    Muy interesante el booktag, con la última pregunta coincidimos totalmente. No leo reseñas del libro que esté leyendo en el momento ni del próximo que vaya a leer, y luego de finalizado trato de formar mi opinión antes de correr a leer la de los demás.

    Muy interesante este Booktag, creo que me lo llevaré a mi blog.

    Nos leemos, un abrazo 📚✨

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    ¡Me encantan los book tags! :D nunca me canso de hacerlos, jaja. Este lo había visto alguna vez pero nunca lo he hecho. ¡Me lo apunto!

    La verdad es que coincidimos un montón. También prefiero el libro en físico, de hecho nunca he escuchado un audio libro, salvo los cuenta cuentos cuando era niña, jaja.

    En las tapas coincido también. Normalmente me gusta más la tapa dura porque son muy bonitas, pero si el libro es muy gordo, la tapa blanda es más cómoda de llevar y leer.

    También prefiero la ficción. De hecho los libros de corte realista o no ficticio no suelen gustarme, y yo sí tengo claro que soy más de Fantasía, porque es mi género favorito y Harry Potter en concreto es mi saga de libros favorita ♥y bueno, yo no me considero "anti-Crepúsculo" pero sí que es cierto que no me gustó tanto como al resto del mundo. De hecho, el cuarto libro no me gustó nada... pero supongo que también me pilló más mayor y me gustaban más otro tipo de libros xD pero bueno, algo tendría si a tanta gente le flipó. Al menos toda la historia de los licántropos estaba guay.

    Coincidimos también en que prefiero lectores adaptados que tablet o ipad por el tema de la luz y también prefiero libros comprados. Es más, si alguien me deja un libro y me encanta, suelo comprarlo jajaja. ¡Así no ahorro nada! Pero es que a veces me gusta releerlos y también adoro las sagas, precisamente por todo lo que dices :3

    En cambio no coincidimos en la compra, jaja. Yo prefiero en físico y de hecho online solo he comprado libros autoeditados o de editoriales pequeñas y tampoco soy muy fan de la romántica, así que tendría más que claro que prefiero ficción, jaja

    Coincidimos también en lo de la manta, pero no en lo del café y la última coincido totalmente :D

    ResponderEliminar
  7. Me encanta este tag! Si me lo permites lo voy a hacer! Also, me encanta tu blog! Siento que lees cosas diferentes a los demás y eso no pasa tan seguido :P Así que me uno sin pensarlo dos veces. Besotes!!


    Lu :)
    http://lbsilvablog.com

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥

Instagram