Doramas: Mama - Nothing to Fear

Título original: 마마
Género: Melodrama familiar
País: Corea
Episodios: 24
Cadena de emisión: MBC
Año: 2014
Actores principales: Song Yoon Ah, Yoon Chan Young, Jung Joon Ho, Moon Jung Hee, Hong Jong Hyun
Otros actores: Choi Song Hyun, Jung Jae Soon, Kim Hyun Ah, Jo Min Ah
Un melodrama sobre una madre soltera que no tiene mucho tiempo de vida y la amistad genuina que forma bajo circunstancias inusuales.
Han Seung Hee es una famosa pintora. Ella también es madre soltera y cria a su hijo sola. Un día, Han Seung Hee se entera de que tiene una enfermedad terminal y no tiene mucho tiempo de vida. Con el fin de que su hijo sea adoptado en una buena familia más tarde, ella busca a la familia de su ex novio y en el proceso, se convierte en la mejor amiga de su esposa.
Corea es un país que, a diferencia de otros como Taiwán, al año emite muchísimos doramas diferentes. Hay algunos conocidos por todos, tanto nuevos como viejos; doramas de los que habla todo el mundo y todos quieren o tienen planeado ver. Y luego hay joyitas desconocidas y mlatratadas por el público en general. Este es uno de esos casos.

No hay cosa que más pena me de que el hecho de que la gente no le de importancia a este dorama, ni lo hiciese en su día. Yo lo vi cuando lo emitieron aunque lo acabo de terminar (puntualizo que me lo vi del tirón, pero que no fui capaz de ver el último capítulo hasta ahora. Me daba muchísima pena dar por finalizada esta historia).

Aunque no soy muy fan de los dramas, y me ocurre en todos los ámbitos tales como libros, series y películas, el cartel de presentación de este dorama me emocionó tanto que decidí verlo. Esa secuencia de imágenes en las que vemos cómo el hijo de la protagonista se va lentamente hasta que ella se queda sola... leí la sinpsis y decidí verlo.

Lo que me gustó de esta serie no es el drama en sí mismo, sino la interacción entre los personajes. Para empezar la amistad que desarrolla la protagonista con Ji Eun, la actual esposa de su ex que resulta ser también el padre de su hijo, es sencillamente cautivadora. Es una amistad que surge sin quererlo (literalmente, pues evidentemente lo que menos le apetece a Seung Hee es hacerse amiga de la mujer de su ex), y el que la protagonista sepa que se le acaba el tiempo nos lleva a escenas muy emotivas y bonitas.

Algo que en parte me ha gustado y en parte me ha estresado continuamente, es el secretismo de la protagonista. Aunque lo entiendo. Ella decide no contar nada a nadie de su enfermedad. Tiene un hijo pequeño con el cual su relación actual es cuanto menos tensa y distante; ella está decidida a arreglar eso y a forjar nuevos recuerdos antes de que sea demasiado tardes mientras que, al mismo tiempo, busca a alguien que sepa cuidará bien de él, como si fuese su propio hijo. Así que entiendo el secretismo por un lado, pero por otro... la habría ayudado tantísimo el contarlo, aunque sea solo a una persona.... Al final, por supuesto, aparece alguien que estará allí para ella y la ayudará sin que nadie más se entere, pero igualmente es triste para ella y su hijo.

No soy muy dada a los dramas precisamente porque sabes cómo acaban. Hay algunos dramas (estilo Scent of a Woman) que deciden dejar un final más abierto para que el espectador juegue más con su imaginación y decida su propio final, pero yo personalmente prefiero algo definitivo cuando estamos ante alguien que muere, y no por una enfermedad complicada sino por una terminal. Esta serie no busca el maravilloso final de película para la protagonista, ella sabe que se le acaba el tiempo y quiere aprovecharlo lo máximo posible; en este dorama nos centramos, en cambio, en las personas. En las relaciones que se rompen con el tiempo, en el sentimiento de culpa, en la amistad y la familia.

Adoré este dorama por no ser demasiado complicado. Es un drama así que es triste, pero no estamos ante una trama demasiado rebuscada, vemos cómo cambia poco a poco la amistad y relación entre madre e hijo, así como la de Seung Hee y Ji Eun, y ansias y al mismo tiempo desesas que nunca llegue el momento en el que el niño descubra todo el pastel. Es una historia triste, pero conmovedora y bonita, con un final que para mí ha sido inmejorable. 

Os recomiendo sin duda alguna que lo veáis, porque es uno de los pocos doramas que yo me vería más de una vez. Es más, no descarto hacerlo dentro de un tiempo.


2 comentarios

  1. Más que anotado. A diferencia de ti, disfruto mucho los dramas porque me dan mucho que pensar, además de que me la paso genial cavilando las posibles reacciones que los personajes tendrían si descubrieran todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues espero que te guste! Sin duda alguna, de mis doramas favoritos de estos últimos años :D

      Un besito ♥

      Eliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥