Reseña (371) Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja

Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja 1, Sarah MacLean

Título original: Nine rules to break when romancing a rake | Saga: 1/3
Autora: Sarah MacLean | Páginas: 430 | Editorial: Versátil
ISBN: 9788492929443
Comprar: Casa del Libro (19,95€)

Sinopsis
1. Besar... apasionadamente.
2. Fumar puros y beber alcohol.
3. Montar a horcajadas.
4. Practicar esgrima.
5. Asistir a un duelo.
6. Disparar una pistola.
7. Jugar (en un club de caballeros).
8. Bailar todos los bailes en una fiesta.
9. Ser considerada hermosa. Una sola vez.

Una de las reglas sociales más conocidas dice que una joven de buena familia nunca debería acudir a casa de un marqués de mala reputación y pedirle un beso apasionado. Sin embargo, para conquistar a este granuja, lady Carpurnia Hartwell deberá romper todas las reglas...


Goodreads

Opinión personal
—Hoy me he sentido viva.
—¿Viva?
—Sí. Me he pasado veintiocho años haciendo lo que todo el mundo esperaba que hiciera... siendo lo que todos esperaban que fuera. Y es horrible no gustarte a ti misma.
Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja
Este libro lo leí por primera vez en 2012, fue un maravilloso descrubrimiento de una autora que para mí ahora es imprescindible dentro del género de la romántica histórica canallesca y divertida. Y me atrevería a afirmar que no fui la única que cayó rendida a los pies de Sarah macLean. Para las editoriales (Versátil concretamente, que es la que se encarga de traernos todos sus trabajos), es una apuesta segura y no dudan en publicar los nuestros libros d ela autora, y es que con cada novela nos trae una historia distinta con maravillosos personajes y risas aseguradas.

Como es una relectura (y además no es ni la primera vez que la releo), me he podido dar cuenta de cosas en las que no me fijé en la primera ocasión. Y es que no solo han pasado años para nosotros, como lectores, quienes nos vamos curtiendo con cada libro nuevo que cae entre nuestras manos y, con el tiempo, nuestro gusto y exigencia varía y evoluciona. Hay que entender que da la misma manera los autores, a cada libro que escriben, mejoran, cambian. En defnitiva, se van definiendo poco a poco.
—¡Has hecho trampas! —gritó, frastrada por haber perdido otra vez.
Él la miró, agrandando los ojos con fingida afrenta.
—Perdona, si fueras un hombre, te retaría ante tal acusación.
—Le aseguro, milord, que aceptaría el reto y saldría victoriosa porque la verdad, la humildad y la rectitud estarían de mi parte.
Él se rió entre dientes y barajó los naipes.
—¿Estás citando la Biblia?
—En efecto —repuso ella recatadamente, en un fiel remedo de piedad.
—Mientras juegas a las cartas.
—¿Qué mejor ocasión para tratar de reformar a un tunante como tú?
El estilo de Sarah, en su base, se ha mantenido como en sus inciios con esta alocada saga: nos tre personajes contundentes con gran personalidad, los chicos suelen ser unos canallas redomados con un buen fondo y ellas siempre tienden a ser mujeres avanzadas a su tiempo, con inquietudes o pensamientos que no encajan bien con la época y estatus social que tienen , lo que las acaba llevando a protagonizar alocados escándalos.

En este respecto, siempre he dicho que, para bien o para mal, MacLean tiene ese patrón bien definido y que la suerte que tiene es que dentro de dicho patrón intenta variar las historias, para lo que se apoya muchísimo en sus personajes. Y esto, queiras que no, hace que bajo un esquema compartido nos encontremos novelas muy distintas. 

Pero algo que he notado con el paso de estos años es que, en comparativa, Nueve reglas que romper... posee una absoluta y completa ligereza narrativa que creo que ya no tiene. Me explico. Ahora sus novelas siguen siendo frescas y divertidas con en esta trilogía, pero en sus historias suele haber mayor complejidad; los personajes tienen unos trasfondos más marcados y elaborados qeu hacen que la historia sea más completa, pero que también ahce que sea más "densa" (no es el término que querría usar, pero ahora no me sale la palabra perfecta).
—Mi madre... bueno, se muere por vestir a su hija como una muñequita de porcelana. Por desgracia, a mí no me favorece. No sabe las ganas que tengo de que mi hermana crezca y sea ella el objeto de todas sus atenciones.
Él se sentó a su lado en el banco.
—¿Cuántos años tiene su hermana? —le preguntó.
—Ocho —dijo Callie con pesar.
—Ah, entiendo.
—Una declaración comedida.
Nueve reglas que romper para conquistar a un granujaSi lo analizamos en ese respecto, Nueve reglas que romper... puede ser mejor o peor, dependiendo del gusto de cada uno. Habrá quien priorice la facilidad y lo ameno sobre lo concreto, mientras que o tros agradezcan una mayor complejidad en la trama sin perder ese toque divertido que tienen sus libros. Personalmente, me gustan ambos conceptos, creo que cada uno viene bien en distintos momentos.

Pero lo que sí he notado más negativo, y ha hecho que en esta ocasión en lugar de las 5 estrells que le otrogué en su día le dé 4, es que su repertorio de expresiones y vocabulario de época era mucho más limitado. Lógico, ¿no? Se repite mucho en ciertas frases, se nota que no tiene la experiencia que ha ganado con los años, y creo que es algo que de no haber leído nada más de lo que ha publicado, tal vez ni lo hubiese notado, como tampoco lo hice en el 2012. Pero ahora sí, es lo que tiene.

Al final me ha quedado una reseña extraña, no muy habitual, pues no me he contrado tanto en daros mi opinión del libro sino en comparar mi impresión actual con la que tuve entonces. Pero claro, reamente mi opinión no ha variado demasiado desde la primera vez que lo leí... excepto lo que he mencionado en esta reseña. Y creo que de haberla vuelto a escribir al uso, habría isdo más de lo mismo.

Os recomiendo encarecidamente a todos los que no hayáis leído a la autora que os animéis, no os arrepentiréis, y a los que tal vez la leyeseis en su día y no os convenciera... dadle otra oportunidad, es posible que os sorprenda.

Resumiendo, la base de mi opinión sigue siendo la misma que la primera vez que lo leí. Es un libro divertidícismo, con escenas disparatadas y unos protagonistas que si bien imperfectos (muy imperfectos), y en apariencia poco compatibles, encajan a la perfección y hacen de la lectura una experiencia de lo más divertida. ¿Lo peor? Que tardas muy poco en leerlo. A ver si en esta ocasión sigo la saga, en su día aquí me quedé y no le he retomado nunca. ¿Os lo podéis creer?

Puntuación final


Otros títulos de la saga
Diez lecciones para conquistar a un lord... y que te adore 2
Once escándalos para enamorar a un duque 3
#2 #3

3 comentarios

  1. ¡Hola! ^^
    Esta trilogía me llama bastante la atención. El romance histórico no es de mis géneros favoritos, pero acabo de descubrir a Lisa Kleypas y me encanta. Algo me dice que estos libros tienen algunas similitudes, y creo que los disfrutaría bastante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola me ha gustado la reseña me alegra que disfrutaras de la lecturas. Gracias por la recomendación y me lo apunto. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! De esta serie me leí el segundo porque me lo dejó un amiga y me encantó. Me compré el primero en ebook pero aún sigue rodando por el Kindle. A ver si me animo pronto.

    Un beso

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥