Reviews

Últimas reseñas Escorpio odia a Virgo 2, Anyta Sunday Y entonces él la besó 1, Laura Lee Guhrke Leo quiere a Aries 1, Anyta Sunday Bienvenida al club Cabronas sin fronteras, Megan Maxwell Amante oscuro 1, J.R. Ward El diablo en invierno 3, Lisa Kleypas Bone crossed 4, Patricia Briggs Orgullo y prejuicio, Jane Austen

Reseña | Making the cut

Making the cut 1, Anne Malcom
TÍTULO: Making the cut
AUTORA: Anne Malcom
GÉNERO: Romance contemporáneo
EDITORIAL: CreateSpace
PÁGINAS: 387
SAGA: The sons of templar #1
¡CÓMPRALO YA!

Gwen Alexandra no necesita a un hombre en su vida. Especialmente no a un hombre que parezca el hijo de Chris Hemsworth y Joe Manganiello; uno que vista de cuero, monte una Harley y esté cubierto de tatuajes.
Gwen apostaría todos su pares de Manolos por que Cade Fletcher significa problemas. Desde el momento en el que le conoce, la atracción chispea entre ellos. Gwen tiene un problema en lo que respecta a hombres atractivos que pertenecen a clubs de moteros. El último con el que se involucró casi la mata.
Tras curarse físicamente, Gwen decide empezar de nuevo en un pequeño pubeblo al otro lado del país del hombre que casi le cuesta la vida. No lleva en el pueblo ni cinco minutos cuando se encuentra con Cade, un hombre demasiado atractivo y peligroso para su propio bien.
Ella intenta mantenerse alejada de él, ignorar la atracción que sienten. Pero el motero tiene otras ideas. Su corazón y su vida estarán el peligro una vez más.

—Eres tan jodidamente hermosa —susurró—.
Le miré atontada, incapaz de pensar en qué decir. ¡Cerebro, trabaja!
—Tan jodidamente hermosa que quiero matar a quien sea que haya puesto tanto miedo tras esos ojos —declaró con fiereza.
Making the cut 1
Este libro lo descubrí al cotillear el resumen anual de una de las personas que sigo en Goodreads, y no sabéis cuánto me alegro de haberme animado a leerlo. Tuvo mucho que ver el echo de que está incluido en el Kindle Unlimited de Amazon, y eso sumado a mi ya existente interés... 

Lo que más me llamó la atención en primera instancia es que se trate de una saga de moteros al más puro estilo Sons of anarchy, y que, por otro lado, me gustan mucho las historias que tienen protagonistas (ya sean ellas o ellos) con un pasado traumático pero que lo sea de verdad. Hay muchos libros en los que los personajes están psicológicamente destrozados por un trauma de lo más absurdo... y en este caso prometía que lo que había vivido Gwen era duro de verdad.
—¿De qué murió tu anterior esclava?
—Desobediencia —dije muy seria y la escuché reír mientras entraba en casa.
Gwen y su mejor amiga Ally deciden mudarse a Amber, un pequeño pueblo de California, y dejar su vida en la Gran Manzana atrás para abrir un pequeño negocio de ropa y empezar una nueva etapa. Gwen necesita el cambio, después de una situación terrible que vivió con su ex-novio y que la llevó a una larga estancia en el hospital y otra larga rehabilitación posterior; y Ally, que es su otra mitad, no está dispuesta a dejar que se marche sola. Allí conocerán a la gente desl pueblo y se encontrarán con los Templarios, el club de moteros del pueblo. 

Cade me ha parecido un protagonista fascinante, si bien entiendo que no pueda ser del gusto de todo el mundo porque hay quien tiene la piel muy fina y este personaje sigue el patrón de hombre dominante. Y no es que me guste más o menos este perfil de protagonista, sino que me gusta que los personajes, en general, sean realistas y coherentes. Aquí nos encontramos con una banda de moteros, siguen sus reglas y tienen su forma de pensar y ver la vida. Y una forma de actuar. Me parece que la forma de hablar y ser de Cade es coherente con ese perfil, y me encanta que incluso tras enamorarse de Gwen se mantenga fiel a su personalidad, porque la gente no cambia de la noche a la mañana.
—Para empezar Cade —gimió su nombre— es como un trillón de veces más atractivo que El que no debe ser nombrado, y tú no puedes simplemente asumir que cualquiera que monte una moto es un psicópata. De la misma forma que no puedes dejar de vestir de Prada si sacaban una mala colección.
En contraposición tenemos a Gwen, una mujer venida desde Nueva Zelanda, amante de la ropa y el estilo, amiga de sus amigos y con ganas de vivir sin miedo, empezar de nuevo y olvidar el pasado. Ella es todo lo opuesto a Cade y para nada la clase de mujer que está acostumbrado a tratar. La fiereza que tiene y lo poco que se corta al pararle los pies a Cade cuando se pone dominante o mandón es digno de leer, y equilibra la balanza: no está dispuesta a que nadie le diga lo que puede o no puede hacer y no tiene problema con decirlo. Y así, poco a poco, ambos van llegando a un punto común, cediendo un poco para que la relación funcione.

Este primer libro está, además, plagado de personajes secundarios y a cada cual mejor. Es de estas sagas en las que inevitablemente vas a querer seguir leyendo (aunque pueden no hacerlo porque son libros más o menos independientes, va a libro por personaje, como es habitual en el género), te quedas con ganas de descubrir más de ellos y saber cuál será su historia.

Making the cut 1

Pero lo mejor es que este no es solo un libro de romance. Para los que busquéis acción en vuestras novelas románticas, esta no la podéis dejar pasar. Este primer libro está lleno de puntos climáticos a lo largo de la historia que no te dejan parar. Si normalmente el desarrollo de los libros es la introducción primero, que luego se establezca la relación entre los protagonsitas, ocurra algo climático y viveron felices y comieron perdices... en esta ocasión nos topamos con no solo uno sino varios climax, cada cual en un momento más inesperado que el anterior.
—Por si no lo has notado, bonita, estamos en Siberia; no puedes evitarle precisamente, él es como... una décima parte de la población —argumentó ella leyéndome la mente.
—Tal vez estés exagerando un poco, Amy.
Y de la misma forma en que los moteros me han parecido realistas, también os adelanto que no nos encontramos ante una saga en la que a los buenos nos les ocurre nada malo; no es de estas historias en las que se salva a la damisela antes de que le ocurra nada malo... Los personajes se mueven en un mundo peligroso y ocurren cosas acorde a ello.

Resumiendo, este ha sido un placentero descubrimiento. No solo irradia pasión y está repleto de acción, sino que los personajes secundarios terminan de rematar una historia bastante completa, y te dejan con ganas de seguir leyendo. Definitivamente, totalmente recomendada para los que sepáis ingles, además está incluida en el KU, otro punto a favor.

4 comentarios

  1. ¡Hola! Me alegra que lo hayas disfrutado tanto aunque yo no lo veo para mí. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola gracias por la recomendación me alegra que te gustara me llama bastante la atención me lo anoto. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola.
    No la conocía pero me llama la atención, aunque voy a esperar a ver tu opinión sobre los demás libros antes de decidir si leerlo o no.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Pues mira que este tipo de historias cada vez me llaman menos y que los moteros tampoco es que me entusiasmen, pero has conseguido convencerme para que me la apunte. Totalmente de acuerdo contigo en que el personaje tiene que ser coherente con su personalidad, sobre todo si la mujer no se deja amilanar y le para los pies.
    Un beso!

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥

Instagram