Reviews

Últimas reseñas Rock, Anyta Sunday A tu lado, Kasie West Insomnio, Juan Manuel Peñate Rodríguez Pisces hooks Taurus 4, Anyta Sunday La rebelión de la reina 1, Rebecca Ross El elfo oscuro 2, Kasia Bacon La lista del corazón, Kasie West El Sr. Jaguar, K.A. Merikan

Reseña | Once escándalos para enamorar a un duque

domingo, 18 de agosto de 2019
Once escándalos para enamorar a un duque 3, Sarah MacLean
TÍTULO: Once escándalos para enamorar a un duque
AUTORA: Sarah MacLean
GÉNERO: Romance histórico
EDITORIAL: Versátil
PÁGINAS: 375
SAGA: Love by numbres #3
¡CÓMPRALO YA!

Juliana Fiori es un espíritu apasionado. Es impulsiva, valiente, decidida y poco le importa lo que opine el resto de la alta sociedad londinense, lo que la convierte en el blanco favorito de los cotilleos de la ciudad. Es nada más y nada menos el tipo de mujer que el duque de Leighton querría tener lo más lejos posible. El duque tiene una intachable reputación que proteger pero Juliana está dispuesta a demostrarle que nadie puede resistirse a la pasión, aunque se trate del mismísimo duque de Leighton, y tiene dos semanas para demostrárselo.
—Gabriel, lo digo en serio. —Callie no estaba dispuesta a que ninguno de los dos hermanos se saliera con la suya—. Cree que no puede conseguir marido.
Su hermano enarcó las cejas.
—¿Por qué no? —preguntó a su mujer.
—No lo sé. ¿Porque lleváis la obstinación en la sangre?
Ralston fingió reflexionar sobre su frustrada afirmación.
—Es posible. Yo tampoco estoy seguro de poder conseguir uno.
Juliana sonrió.
El broceh de oro para una magnífica trilogía. Si algo tenía claro cuando empecé la saga era que iba a disfrutar inmensamente esta entrega. Y son pocas las quejas que tengo del libro. Juliana es una protagonista entrañable, tan diferente de todas las protagonistas que solemos encontrarnos en las novelas del género que resulta muy agradable de leer. Es habitual, por supuesto, encontrarse con protagonistas rebeldes que desafía las típicas normas de la aristocracia inglesa de la época, pero hasta cierto punto todas ellas tratan de mantener el decoro. En esta ocasión, Juliana es una joven craida en ambiente absolutamente diferente y ni que decir tiene que le cuesta un mundo adaptarse al cambio. No solo porque no le sale de dentro, sino porque tampoco comparte algunas de las convenciones que definen la sociedad londinense de buen pedigree.
—No estoy escondiéndome de usted.
—¿Acaso tiene miedo a que termine ganando la apuesta?
—En absoluto.
—Entonces, ¿vendrá?
—Por supuesto.
¡No!
Juliana esbozó una amplia sonrisa.
—Excelente. Le diré a lady Ralston que contaremos con su presencia.
De la misma forma, Simon también es muy diferente. A rasgos generales, nos podemos encontrar con dos grandes grupos prototípicos: los libertinos o los que llevan el honor por bandera. Simon lleva el segundo grupo al extremo, saliéndose así del marco. Es un hombre orgulloso de su ducado, craido para ser el ejemplo absoluto de honradez y reputación. No respeta a quienes no respetan la jerarquí y por esa misma razón ha tenido varios encontronazos con los St. John y en ocasiones resulta incluso desagradable. Como os podéis imaginar, Juliana es radicalmente lo opuesto a lo que busca en una esposa. Eso sí, si habéis leído los dos primeros libros habéis visto ya algunos de sus encontronazos y sabréis que su química es palpable.
No obstante, al principio toda relación amorosa era igual: ardiente, apasionada, fiel. ¿Qué ocurría cuando el fuego se apagaba y la fidelidad daba paso al aburrimiento?
Simon es un personaje que podría resultar desagradable por lo antipático y orgulloso que es, porque no se deja llevar por la pasión y por ser como es, báscicamente. A mí no me ha resultado molesto en absoluto, sobre todo porque el que él sea tan estricto al principio hace que la intensidad de sus emociones y la adrenalina según se va desarrollando su relación con nuestra italiana favorita sea mayor y más emocionante.

A diferencia del anterior libro, que pecaba de ser algo lineal y plano, en esta ocasión volvemos a encontrarnos con una historia muy variada, llena de escándalos, de encuentros entre la pareja que hacen que la historia sea una maravilla que no puedes dejar de leer. Volvemos a disfrutar de lleno con la pluma tan característica de la autora, que nos regala momentos divertidos, personajes fabulosos y altibajos, muchos altibajos.
—¿Y qué hay del amor?
—Estoy segura de que… con el tiempo… conseguiremos tenernos cierto… apego.
Juliana no pudo evitar soltar una carcajada.
—Yo les tengo apego a las tartas de manzana, pero no quiero casarme con una. —La inglesa no sonrió—. ¿Y la pasión?
Si como yo sois de los que disfrutais de esos romances que se cuecen a fuego lento, este libro es para vosotros. Ni Simon ni Juliana están dispuestos a ceder, cada uno por sus propias razones dan comienzo a una apuesta que solo tiene un resultado posible y mientras nosotros disfrutamos del viaje, observando los obstáculos que les pone la autora en el camino para conseguir el perfecto equilibrio entre amor y odio.
Siempre se había enorgullecido de ser un perfecto caballero.
Hasta que conoció a la única mujer que le hizo desear tirar por la borda toda esa caballerosidad y tumbarla en el suelo para poseerla allí mismo.
Si tuviese que destacar algún aspecto negativo, mencionaría a las madres de ambos protagonistas. La de él porque lo único que me ha aportado ha sido una justificación para el comportamiento de su hijo y la de ella porque si bien es necesaria su presencia para el desarrollo final de la historia, tampoco me ha aportado mucho más. Y además, tengo la sensación de que la parte de su historia, la parte de los tres hermanos con su madre, queda ligeramente inconclusa.
Te crees que no eres libre por culpa de la sociedad, pero en realidad eres tú el único que ha forjado la prisión en la que te encuentras.
Resumiendo, es una historia perfecta para terminar con la saga de los tres hermanos más escandalosos de la sociedad londinense. Seguro que os deja con ganas de más, porque la pluma de la autora es sencillamente adictiva. Por suerte para nosotros, sus otras sagas están relacionadas con estos libros, pues todos sus libros se desarrollan en el mismo universo y los cameos son habituales, lo que nos da una sensación de continuidad entrañable para aquellos nostálgicos que echamos de menos esos libros que tanto nos gustaron.

2 comentarios:

  1. Hola! Tengo a esta autora pendiente desde hace mucho, a ver si me animo con alguna de sus novelas!
    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Pues sí, Juliana fue mi favorita en el primer libro, pero en serio es que... fuf. No puedo saltarme el segundo? xD
    Quizá algún día siga con esta trilogía, pero ahora mismo no me apetece nada.
    Un beso!

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥