Reseña (265): Nerve. Un juego sin reglas

Nerve Un juego sin reglas, Jeanny Ryan

Título orignal: Nerve | Saga: No
Autora: Jeanne Ryan | Páginas: 448 | Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420482330
Comprar: Casa del Libro (16,95€) // Fnac (16,95€) // Amazon (16,10€)

— Sinopsis —

Vee es una chica que no destaca demasiado, así que, cuando se le presenta la oportunidad de participar en Nerve, un juego de retos online, decide probar suerte. Nerve es un juego de retos, tipo Verdad o Atrevimiento, en el que los participantes obtienen premios económicos dependiendo del riesgo que quieran asumir. Cuando los retos empiezan a ser cada vez más peligrosos, Vee decide jugar para ganar suficiente dinero para pagarse la escuela de moda. Además, se siente atraída por su compañero de concurso, Ian. Pero, cuando Vee e Ian llegan a la Ronda Final del concurso, descubren que están jugando a un todo o nada con sus propias vidas.


— Opinión Personal —

Tenía muchas ganas de leer el libro porque me gustan las lecturas intesas que te ponen de los nervios y no te dejan parar de leer. Esta historia prometía engancharme hasta el punto de no parar hasta terminar y, aunque sí que es una lectura entretenida, no me ha parecido ni tan trepidante ni tan emocionante como pensé que sería.

La historia es, hasta cierto punto, muy original. El tema de "los juegos sin reglas que llevan a los protagonistas al límite" no es nuevo, pero la autora le ha dado un enfoque muy actual al crear un juego como Nerve, en el que todo funciona a través de la red. Nadie sabe quiénes son los creadores, nadie sabe dónde están y cómo llegar a ellos, tampoco se sabe cómo descubren toda la información que necesitan de los concursantes y etc. Además, el juego consiste en algo tan sencillo como realizar unas pruebas y grabarlas para luego subirlas a la red, para que todo el mundo pueda verlas.

El uso de las redes e internet me ha parecido interesante aunque surrealista (por supuesto, el surrealismo es algo que voy a ignorar aunque no por ello voy a dejar de mencionarlo xD No me molesta que sea una historia imposible de llevar a la realidad, pero puede que a algien sí) pues hoy en día tenemos (o el gobierno, al menos) tecnología suficiente como acceder a la persona tras la pantalla. Evidentemente, si de verdad existiese un juego tan conocido en la vida real que fuese tan peligroso... no sería difícil ponerle remedio.

Lo que menos me ha gustado, en realidad, es que todo pasa demasiado deprisa y yo, por esto, no me lo he llegado a creer. El principio es muy bueno, tiene su ritmo y todo está bien explicado y desarrollado, pero creo que cuando nos empezamos a meter más en las pruebas en directo, el ritmo se acelera, especialmente en cuanto al desarrollo de la relación de los protagonistas. Y en este sentido diría que hasta me habría gustado más que la autora se hubiera ahorrado ese intento de romance. Soy de las que opina que un buen romance secundario (es decir, no demasiado importante ni pasteloso pero sí bonito y con sentido) puede dar mucho juego en una historia, y hacer que un libro juvenil de otros géneros que no sea el romance estén más completos; pero también consdiero que si no se puede hacer algo bien, es mejor no hacerlo. Y a mi parecer entre Ian y Vee no hay química en absoluto, no veo cómo ni cuándo empiezan a gustarse, y me ha dado la sensación de que esa relación está metida con calzador. ¿Acaso las novelas juveniles tienen que tener un romance obligatoriamente? [Spoiler: y encima, no solo el desarrollo de su relación no es para nada romántica como para derivar en un enamoramiento, sino que horas antes de conocer a Ian (cosa que ellos mismos mencionan) ella misma está enamoradísima de un compañero llamado Michael. Mira tú qué rápido se desenamora y vuelve a enamorar la chiquilla. Fin].

Al mismo tiempo, también considero algo negativo que algunas pruebas son de lo más estúpidas. Diría que todas excepto la última y otra en la que no diré qué tienen que hacer por no spoilear. Todas las demás son chorradas, más aún teniendo en cuenta que la gente que conoce a Vee, nuestra protagonista, sabe que está participando en Nerve y que está teniendo que cumplir unos retos en los que podría llegar a hacer cosas ofensivas y demás. 

A parte de lo negativo, también tengo que destacar que me ha gustado especialmente el mensaje que se transmite con esta historia: la avaricia humana. Es increíble de lo que somos capaces por conseguir lo que queremos, y si bien las recompensas finales me parecen dignas de correr riesgos, las del principio... no tanto. En las primeras fases del juego se recomepensa a los jugadores con cosas que quieren pero que tampoco son nada del otro mundo, podría ser desde ropa hasta un viaje. Lo bonito del libro es que te hace pensar en lo que sería capaz de llegar la gente por conseguir cosas tan poco importantes como esas, las cosas que seríamos capaces de sacrificar.

El final me ha producido sentimientos agridulces. Por un lado me ha parecido un final de la leche, aunque considero que es la clase de desenlace que podría desquiciar a más de uno; pero por otro lado, nuevamente, me ha resultado muy acelerado. Excesivamente sencillo.

Pero aún así me quedo con cosas positivas, me ha gustado mucho cómo al autora juega con el miedo de la gente. Cómo lo que unos piensan que es real a otros les puede parecer un juego sin importancia. ¿Cómo sabemos si lo que vemos a través de una pantalla es real o no? Nos dicen que es un juego y lo creemos, pero las personas que juegan lo sienten de otra forma. ¿Quién se equivoca? ¿El expectador peca de inocencia o el jugador cae en la trampa del miedo psicológico? Es un tema que, de haberse explotado, habría sido una mina de ideas y emoción, una pena que no se explore más de lo justo.

Resumiendo, otro libro con potencial que para mí se queda en poquita cosa. Es una historia entretenida y original que no me ha resultado tan emocionante como debería haber sido; he disfrutado leyendo y me ha parecido entretenido, pero creo que esta historia probablemente gane más en la pantalla grande que en el formato de novela. Esperaré con ganas la adaptación para descubrir si estoy en lo cierto.

— Puntuación Final —

3 comentarios

  1. Hola! Si te soy sincera no conocía este libro, pero al leer su sinopsis me recordó un poco a Los Juegos del Hambre (siempre con sus variaciones claro!) y no me gustan los libros iguales o con parecidos razonables. Definitivamente no le daré una oportunidad a este libro, sobretodo con la reseña que has hecho de ella.

    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto tu opinión, pero no le veo sentido alguno. Disculpa mi sinceridad :D Siguiendo tu regla de los parecidos razonables, no debiste haber leído LJDH, cuyo primer libro tiene parecidos más que razonables con Battle Royale... Además te digo que no se parecen en nada este libro y LJDH, si bien Nerve me ha decepcionado, no compraten ninguna similitud en lo más mínimo.

      Un besito ♥

      Eliminar
  2. He leido más reseñas de este tipo, gente decepcionada con el libro... Y a mi me sigue llamando igual jajajaja
    Besazos

    P.D: Ahora todo es "LJDH"... es gracioso xD

    ResponderEliminar

DEVUELVO COMENTARIOS, así que no se admiten enlaces ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado.

¡Gracias por comentar! ♥